El Quesos no para y se impone al Barcelona (31-33)

TRIBUNA

El VRAC ya está a tres puntos del líder tras conseguir su quinta victoria consecutiva, otra vez con bonus ofensivo, frente a un Barcelona que se metió en el partido en los últimos minutos.

La parte alta de la clasificación de la División de Honor se comprime al máximo y el Quesos no quiere ser ajeno a la emoción. Cuatro equipos en cuatro puntos traducen en igualdad las nueve jornadas disputadas en la máxima categoría del rugby nacional y, el partido en La Teixonera volvió a poner de manifiesto que hay que estar centrado y concentrado los 80 minutos.

 

Y es que, al igual que siete días atrás frente al Bathco, el VRAC empezó como un huracán y acabó pidiendo la hora ante el empuje del rival, en esta ocasión el Fútbol Club Barcelona, que recortó en menos de media hora a dos puntos una ventaja de 30 que el Quesos se había ganado con una fantástica primera parte y un no menos bueno arranque del segundo tiempo.

 

Al descanso, los de Merino se fueron con tres ensayos que encarrilaban el partido y dejaban a falta de uno el importantísimo bonus ofensivo. En el minuto 8, Nacho Müller volvía a abril la lata ensayando bajo palos y con la consiguiente transformación de Griffiths, que no ampliaría el valor del que después lograría Nacho Molina pero sí del de Dan Snee, este último al filo del asueto y que dejaba un contundente 3-19 y a un Barcelona noqueado que solo había conseguido sumar gracias a una transformación de castigo en el minuto 37.

 

Tras la reanudación, el VRAC no se desinfló. El partido estaba para volver a Valladolid con el máximo botín y el equipo lo certificó a los tres minutos de arrancar el segundo acto. De nuevo Nacho Müller ensayaba y Griffiths ratificaba siete puntos más para los vallisoletanos, que siguieron ampliando la renta con el segundo ensayo como quesero de Leigh Thompson, tras el de su estreno frente al Hernani.

 

El marcador dictaba un 3-33 que no dejaba lugar a dudas. Sin embargo, el Entrepinares volvió a pecar de excesiva relajación, sin que tampoco ayudase una amarilla mostrada a Pablo César Gutiérrez.

 

Los blaugrana fueron poco a poco recortando diferencias: 10-33, 17-33, 24-33 y el definitivo 31-33, a tres minutos del final y que les permitía sumar doble bonus. Lo mejor del tramo final del encuentro, el debut de Jorge Criado (Pani) e Ignacio Castellote, a los que Merino dio la alternativa en La Teixonera. La próxima, en dos semanas y frente al Cisneros, en un partido que no entenderá de relajaciones.