El Quesos machaca al Ordizia, consolida su liderato y se asegura el play off

El VRAC garantiza con los cinco puntos obtenidos frente al Ordizia su clasificación para la fase final por el título de Liga. En uno de los mejores partidos de la temporada, los queseros no dieron opciones a los del Goierri.

44 - VRAC Quesos Entrepinares: Francisco Blanco, Pablo Miejimolle, Scott Vessey, Iñigo Ribot, Ignacio Molina, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Gavidi, Diego Gorosito, Gareth Griffiths, Sergio Fernández, Gabriel Herrera, Alex Muller, Rodrigo López y Javi Ortega.

También jugaron: Manuel Sevillano, Marco Lora, Steve Barnes, Sergio Valverde y Pablo César Gutiérrez, Juan Carlos Pico y Pescador.

 

3 - Ordizia Rugby: Ion Ander Grende, Mikel García, Vaughan Lomax, Mikel del Río, Jamie Chipman, Axier Albárez de Eulate, Axier Arretxea, Muagututía, Aizpurua, Simpson, Steyl, Palumbo, Puyadena, Korta y Huxford.

 

Parciales: 3-0, min.5: Transformación de castigo de Griffiths; 6-0, min.8: Transformación de castigo de Griffiths; 6-3, min.11: Transformación de castigo de Steyl; 13-3, min.22: Ensayo de Javi Ortega y transformación de Griffiths; 20-3, min.37: Ensayo de Rodrigo López y transformación de Griffiths; 25-3, min.44: Ensayo de Gabriel Herrera; 32-2, min.46: Ensayo de Nacho Molina y transformación de Javi Ortega; 39-3, min.52: Ensayo de Sergio Fernández y transformación de Javi Ortega; 44-3, min.65: Ensayo de Sergio Fernández.

 

Árbitro: Marc Riera. Amonestó al visitante Muagututía.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 18 de la División de Honor disputado en Pepe Rojo ante 950 espectadores.

El contundente resultado final refleja la solvencia con la que el VRAC consiguió llevarse los cinco puntos en litigio frente a un Ordizia incapaz de responder ante la superioridad quesera. Una victoria que sirve para despejar cualquier duda que pudiera haber generado la derrota en Santboi, que queda ahora como un simple tropiezo que no empaña el fantástico año que están completando los de Diego Merino.

 

El triunfo sirve, además, para garantizar la presencia del Entrepinares, una temporada más, en los playoff por el título. La ventaja de 25 puntos con respecto al séptimo clasificado, Getxo, y a falta de cuatro jornadas y 20 por disputarse, aseguran matemáticamente la clasificación para la lucha final por el campeonato doméstico. También se amplía el liderato, dejando al ahora segundo clasificado, Cisneros, 11 puntos por debajo.

 

Era la quinta vez que esta temporada se enfrentaban VRAC y Ordizia y fue el Quesos el que demostró conocer mejor a su rival. Pese al arranque medido de los locales, dos pateos de Griffiths les adelantaron en el marcador, tónica habitual en Pepe Rojo. Los únicos puntos ordiciarras llegaron en el minuto 11, con una transformación de Steyl que colocaba el 6-3.

 

En el ecuador del primer tiempo llegaría el primer ensayo quesero, conseguido por Javi Ortega, tras una preciosa transición a lo largo de todo el ancho del terreno de juego. Y al filo del descanso Rodrigo López aumentaba la ventaja con cinco puntos más. Tras ambos ensayos, Gas refrendaba transformando. 25-3.

 

El segundo tiempo dejó un dato clarificador de la que fue una de las mejores partes que se recuerdan en Pepe Rojo en los últimos meses: Ordizia no pasó de la divisoria hasta el minuto 75 de partido. Un festival quesero que tuvo como objetivo en un principio conseguir el bonus y que se certificó seis minutos después de la reanudación. Hasta el final, los de Merino explotaron sus armas y dominaron todas las facetas del juego.

 

El VRAC no dio opciones al equipo vasco: estuvo soberano en ataque y contundente en defensa. Gabriel Herrera, Nacho Molina y Sergio Fernández por dos veces, con la colaboración de Javi Ortega con dos transformaciones, cerraron un partido para recordar y para guiar al Quesos al título.