El Quesos Entrepinares reafirma su liderato con un gran triunfo

Una acción del partido disputado este domingo en Pepe Rojo.

El Quesos Entrepinares completó frente al Independiente Bathco uno de sus mejores partidos de la temporada. La victoria, con bonus, permite a los queseros terminar la liga regular en la primera plaza y tener el factor campo a favor en el playoff.

36 - VRAC Quesos Entrepinares: Francisco Blanco, Stever Barnes, Sergio Valverde, Iñigo Ribot, Ignacio Molina, Borja Estrada, Álvaro Abril, Adam Newton, Juan Carlos Pico, Álvaro Ferrández, Sergio Fernández, Nacho Muller, Álex Muller, Gabriel Herrera y Pedro Martín.

 

También jugaron: Gareth Griffiths, Diego Gorosito, Scott Vessey, Pablo César Gutiérrez, Pablo Gil, Pablo Miejimolle, Nakayama y Mateo.

 

20 - Independiente Batcho RC Santander: Leonardo Fischer, Miguel Álvarez, Fco Javier Sanz, Manuel Mora, Tomás Urbaitis, Sixto Herrera, Ramiro Guraya, Patricio Todeschini, Luciano Marco, Mariano García, Guillermo Mateu, Ignacio Contardi, Santiago Sañudo, Daniel Mañero y Conrado Chiappero.

 

Parciales: 0-3, min.18: Transformación de castigo de Mariano García; 5-3, min.24: Ensayo de Nacho Molina; 12-3, min.30: Ensayo de Borja Estrada y transformación de Álvaro Ferrández; 12-10, min.41: Ensayo de Mañero y transformación de Mariano García; 12-13, min.43: Drop de Luciano Marco; DESCANSO; 19-13, min.41: Ensayo de Nacho Muller y transformación de Gareth Griffiths; 19-20, min.50: Ensayo de Fischer y transformación de Mariano García; 22-20, min.55: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 29-20, min.60: Ensayo de Álvaro Abril y transformación de Gareth Griffiths; 36-20, min. 75: Ensayo de Nacho Molina y transformación de Gareth Griffiths.

 

Árbitro: Marc Riera.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de la División de Honor de Rugby disputado en Pepe Rojo ante 2200 espectadores. En los prolegómenos se homanejó al quesero Santiago Martín "Enano".

Vibró Pepe Rojo como pocas veces esta temporada con un equipo hambriento y deseoso de dar alegrías a su hinchada. En una de las mejores entradas del año, y con el calor de toda la cantera quesera en las gradas, el equipo de Merino brindó a los suyos un partido de los que hacen afición. Entregado a su mejor rugby desde el pitido inicial, el VRAC sumó cinco puntos que le permiten terminar la liga regular como primer clasificado a falta de dos jornadas para la conclusión del campeonato. Por lo tanto, el Quesos solo jugará hasta final de temporada un partido lejos de su feudo: la final de Copa en Palencia, para la que ha dado también un golpe encima de la mesa.

 

El encuentro frente a Bathco empezó táctico y acabó físico, pero durante los más de 80 minutos de duelo el VRAC dominó a su rival y jugó en campo contrario. La suplencia inicial de Griffiths otorgó galones en el pateo a Álvaro Ferrández, que no pudo transformar en los primeros compases para adelantar a los azules. Fue Mariano García el que no falló para darle ventaja al conjunto cántabro. 0-3.

 

Una desventaja para los queseros injusta y que duró muy poco en el electrónico de Pepe Rojo. Un imponente Nacho Molina, que volvió a brillar, ensayaba en el minuto 24 y, solo seis después, Borja Estrada refrendaba el buen hacer quesero posando de nuevo el oval. Ahora sí, Ferrández ratificaba pasando el oval entre palos y colocaba el 12-3 en el marcador. El VRAC solo zozobró al filo del descanso y fue cuando Bathco se metió de lleno en el partido: primero con un ensayo de Mañero transformado por Mariano y, más tarde, con un drop de Luciano Marco que dejaba en el asueto un ajustado 12-13.

 

El Quesos se creció tras la reanudación. Sin contemplaciones, decidió ir a tumba abierta a por la victoria y no tardó en consumar la remontada. Un colosal Nacho Muller, inteligente y voraz a partes iguales durante todo el partido, ensayó en la primera jugada del segundo tiempo. La zurda de Griffiths, ya sobre el verde, sumó otros dos puntos. Pero respondieron los santanderinos de la mano de Fischer y el pie de Mariano tras un despiste de los locales.

 

Con sensaciones positivas pero el marcador en contra, el VRAC encontró el premio a la habitual dosificación de Merino. Los cambios y la gestión del banquillo proporcionaron a los queseros una fuerza inexistente en un Bathco que se derrumbó en el tramo final, perdiendo efectivos por las lesiones.

 

Se convirtieron los últimos minutos en un recital del Quesos. Griffiths, de nuevo infalible en los golpes, fue multiplicando el valor de los postreros ensayos de Álvaro Abril y Nacho Molina, que cerraron el partido y las cuentas del liderato.