Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Quesos Entrepinares cae ante el Bathco en un apretado partido (24-21)

El VRAC cae en San Román en un partido de máxima igualdad entre dos aspirantes al título liguero. El equipo quesero mejoró tras el descanso y a falta de dos minutos para la conclusión del encuentro tuvo la opción de tirar a palos para empatar, pero prefirió ir a por la victoria. Debutó Scott Vessey.

21 - VRAC Quesos Entrepinares: Ángel de la Calle, Steve Barnes, Alberto Blanco, Alberto Pastor, Ignacio Molina, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Gavidi, Pablo Gil, Gareth Griffiths, Javi Ortega, Manuel Sevillano, Álex Muller, Marco Lora y Pedro Martín. También jugaron Scott Vessey, Juan Carlos Pico, Miguel Merino, Diego Rodríguez

 

24 - Independiente Bathco: Leonardo Fischer, Miguel Álvarez, Francisco Javier Sanz, David del Río, Tomás Urbaitis, Manuel Mora, Ramiro Guraya, Patricio Todeschini, Luciano Marco, Mariano García, Maximiliano García, Santiago Taboada, Ignacio Contardi, Sixto Herrera, Conrado Chiappero.

 

Parciales. 7-0, min 6: Ensayo de Ignacio Contardi, transforma Mariano García; 7-3, min 9: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 7-6, min 16: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 14-6, min 18: Ensayo con transformación de Mariano García; 14-9, min 41: Transformación de castigo de Gareth Griffiths 14-14, min 51: Ensayo de Gavidi; 21-14, min 63: Ensayo de Mora, transforma Mariano García; 21-21, min 68: Ensayo de Tucconi, transforma Diego Rodríguez; 24-21, min 71: Transformación de castigo de Mariano García.

 

Árbitro: Gallastegui (País Vasco).

 

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de Liga celebrado en el Campo Municipal de San Román.

Arrancó el partido completamente diferente al de siete días atrás en el derbi de Pepe Rojo. Las dimensiones reducidas de San Román y la velocidad que imprime el césped sintético provocaron que el marcador empezase a moverse desde los primeros minutos. Unos compases iniciales de intensidad máxima por parte de los cántabros y de frialdad y control en los de Diego Merino, que comenzaron por debajo en el electrónico. En el minuto cinco ensayaba Contardi en una jugada por el flanco derecho del ataque de Independiente, y Mariano García colocaba el 7-0 que obligaba a remontar al VRAC para no dejarse el liderato en Santander.

 

La primera parte quesera no fue especialmente buena, lejos del nivel mostrado esta misma temporada, pero el Independiente no conseguía un colchón que le permitiese relajarse. El VRAC siempre respondía cuando los locales conseguían sumar. Tras ese ensayo inicial, llegaron dos transformaciones de castigo de Gareth Griffiths, que incluso tuvo la tercera pero erró. La segunda fue espectacular, a la altura (y distancia) de muy pocos jugadores de la División de Honor del rugby español. Así, el Entrepinares se acercó (7-6) en un marcador que estuvo ajustado durante todo el encuentro El equipo de Merino puntuaba con el pie y Bathco buscaba el juego a la mano. Les llegó el premio en el minuto 18, con un nuevo ensayo que transformó Mariano García, poniendo el 14-6.

 

A partir de ahí, el partido se trabó. El Quesos aguantó salvando varias situaciones comprometidas en la veintidós. El pitido del tiempo de asueto llegó a la vez que Griffiths volvía a transformar un golpe de castigo para que el VRAC llegase al descanso con desventaja de cinco (14-9).

 

Tras la reanudación se vio al mejor VRAC, iniciando la segunda parte con la intención de mantener el liderato. El primer ensayo azul llegó en el minuto 51. Tras cuatro melés ganadas por el Quesos gracias al empuje del debutante Scott Vessey o Albertuco, definió Gavidi. La oportunidad de ponerse por arriba en el marcador no la aprovechó Gas, traicionado por el viento de San Román. El 14-14 prometía emoción hasta el final del encuentro.

 

Y así fue. Un nuevo ensayo de Mora para el Bathco con transformación de Mariano, fue respondido por Tucconi y un puntapié espectacular entre palos de Diego Rodríguez que volvía a poner las tablas en el marcador a falta de doce minutos para el final.

 

Sin embargo, inmediatamente después, Independiente volvió a cobrar ventaja con una transformación de castigo de Mariano García. Un 24-21 que no se movería hasta el final del partido. Quizá gracias a la valentía del VRAC, que tuvo la opción de empatar con una golpe de castigo y lo rechazó para intentar ganar, como hacen los campeones. Sobre la bocina, Diego Rodríguez tuvo el empate, pero no pudo ser. El equipo suma bonus defensivo y demuestra que, pese a las bajas, puede competir y pelear por la victoria en cualquier campo.