El Pucela se refresca en Mondariz a costa del filial del Celta (0-3)

Los jugadores del Real Valladolid se dan un baño en un río tras una sesión de entrenamientos.

Caye en la primera parte y Guzmán y Alfaro tras el descanso firmaron una trabajada victoria blanquivioleta en Mondariz, ante el Celta B en un partido que dominaron de principio a fin y en el que Garitano dio minutos a todos.

(0) Real Club Celta de Vigo B: Néstor, Kevin, Goldar, Jona, Samu; Peña, Borja Fernández;  Julio, Ramiro, Borja Iglesias; y Guille Andrés. También jugaron Juan, Sergio, Soto, Pape, Pintos, Luis Rioja, Duclós, Alende, Jordan, Javi Que y Rey.

 

(3) Real Valladolid: Kepa; Óscar Arroyo, Marcelo Silva (Royo, min. 46), Juanpe, Hermoso; André Leao, Timor; Guzmán, Óscar, Alfaro; y Caye (Juan Villar, min. 57). En el minuto 70, el Real Valladolid pasó a jugar con Kepa, Chica, Cristian, Royo, Ángel, Anuar, Zambrano, Villar, Toni, Mayoral y Dani Vega.

 

Árbitro: Mosquera Goce (C.T. Gallego) no mostró tarjetas.

 

Goles: 0-1, min. 10: Caye, de disparo ajustado al palo con la derecha tras un robo de Óscar, que hizo una bonita pared con el jugador onubense. 0-2, min. 50: Guzmán, a puerta vacía con la derecha, tras asistencia de Óscar. 0-3, min. 60: Bonita jugada colectiva del Pucela, con centro de Guzmán al segundo palo, donde Alfaro cabecea a la red.

 

Incidencias: Unos 200 espectadores presenciaron el encuentro en el Campo A Lagoa de Mondariz (Pontevedra).

Un Real Valladolid trabajador y efectivo ante la portería contraria se impuso en la tarde de este miércoles en Mondariz (Pontevedra) al Real Club Celta de Vigo B por 0-3. Segundo amistoso veraniego para los chicos de Gaizka Garitano, tras el empate a uno con el Athletic Club el pasado sábado, y primera victoria de los blanquivioleta, con goles de Caye, Guzmán y Alfaro.

 

Como ya sucediera en Sestao, esta tarde en A Lagoa el Real Valladolid dejó su sello: trabajo. Garitano exigió a su equipo una presión constante ante la salida del balón rival y en esa faceta se mostró generoso en el esfuerzo y acertado en el robo de balón ante un filial que, con el sello de Torres Gómez, intento siempre sacar el balón jugado desde atrás.

 

Así pues, el filial del Celta se mostró como un enemigo adecuado para ensayar el sistema defensivo del que quiere dotar al Real Valladolid.

 

Además, con el balón en su poder el Pucela exhibió pegada. La jugada del primer gol fue significativa: Óscar robó el esférico y la jugada acabó con una bonita pared con Caye que el delantero fichado esta temporada para el filial procedente del Recreativo de Huelva convirtió en gol con un derechazo ajustado al palo.

 

En la segunda mitad, Guzmán, a puerta vacía tras otra buena jugada de Óscar, y Alejandro Alfaro, tras un centro preciso del propio Guzmán, rubricaron el resultado final.

 

En el último tramo del encuentro Garitano cambió prácticamente en once, ya que tan solo Kepa se mantuvo en la portería. En el descanso entró Royo por el uruguayo Marcelo Silva, debutante en la zaga vallisoletano, y al filo de la hora de juego Juan Villar dio el relevo al goleador Caye. El resto de cambios –hasta ocho más- llegaron en el minuto 70, tal y como había planificado Garitano.

 

El próximo partido amistoso del Pucela tendrá lugar en el Estadio de Pasarón, ante el Pontevedra C.F., el próximo sábado, a partir de las 20 horas. Antes, el equipo blanquivioleta seguirá su plan de entrenamientos en Mondariz.

 

En el mismo césped de A Lagoa, Gaizka Garitano valoró el rendimiento de su equipo ante el filial del Celta: “Estoy contento con el trabajo que han hecho los jugadores. El partido ha tenido ritmo, intensidad y no se ha lesionado nadie, que es muy importante a estas alturas. Hemos sumado minutos, hemos trabajado bien y para nosotros ha sido un entrenamiento bueno. También nos sirve para corregir cosas, para que los jugadores se vayan adaptando al sistema y ver a los chicos más jóvenes”, resumió el técnico vizcaíno.