El Pucela se convierte en juez de la Liga en el cierre de una temporada para olvidar

Los blanquivioleta, sin nada a lo que aspirar, buscarán los tres puntos ante un Mallorca en plena pelea por evitar el descenso.

El Estadio José Zorrilla bajará el telón a una triste temporada en la que el equipo no ha cumplido con las expectativas fijadas en el mes de julio. Gaizka Garitano, Miguel Ángel Portugal y Alberto López han pasado por el banquillo blanquivioleta para quedar lejos de los puestos de ascenso directo y playoff. Al menos, el Real Valladolid amarró la salvación en Elche y no sufrirá en una última jornada no apta para cardíacos con la subsistencia del Club en juego.

 

El Mallorca, último rival liguero, sí tendrá que lidiar con una situación dramática. Los bermellones no dependen de sí mismos en la pelea por evitar el descenso y necesitan una victoria en Zorrilla y que la Ponferradina y el Almería no ganen a Girona y Córdoba, respectivamente. El Pucela será el juez de la Liga y el vestuario ya ha avisado de que se ve en la obligación profesional de buscar los tres puntos, como siempre.

 

Alberto López hizo hincapié en ese mensaje en su rueda de prensa semanal. La afición se merece que los blanquivioleta den una buena imagen en la despedida de una mala temporada, aunque parece evidente que, ocurra lo que ocurra en el campo, los jugadores serán criticados en distintos lugares del panorama futbolístico nacional. Si gana porque gana. Si pierde porque pierde.

 

La última convocatoria de la temporada la conforman Kepa, Bruno Varela, Chica, Moyano, Juanpe, Hermoso, Nikos, André Leao, Borja, Anuar, Álvaro Rubio, Juan Villar, Jose, Manu del Moral, Alfaro, Óscar, Rodri y Roger. Se quedan fuera de la convocatoria el lesionado Mojica; el sancionado Tiba; Marcelo Silva –con molestias físicas durante toda la semana-; y Samuel, Rennella y Guzmán, por decisión técnica.

Noticias relacionadas