El PSOE Valladolid reprocha al Ayuntamiento que cierre 2014 sin adjudicar el contrato de la ORA

Línea azul que indica la zona ORA en una calle de Valladolid. BORIS GARCÍA

Los socialistas han reprochado al equipo de gobierno, y concretamente al concejal de Movilidad Manuel Sánchez, de quien depende la concesión, la "desastrosa planificación".

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha reprochado al equipo de gobierno que 2014 concluya sin que se haya adjudicado el contrato de gestión de la zona ORA y ha acusado al concejal de Movilidad, Manuel Sánchez, de "desastrosa planificación" tras una década de concesión a Dornier y de permitir un nuevo retraso por falta de personal en su departamento.

 

Los socialistas, que han reconocido la complejidad del contrato, han reprochado al equipo de gobierno, y concretamente a Manuel Sánchez, de quien depende la concesión, la "desastrosa planificación" que propició el año pasado una obligada prórroga con la anterior adjudicataria, que deberá continuar aún, a la vista de que llega el fin de año sin que se haya resuelto un contrato cuya publicación de pliegos no se hizo hasta el pasado mes de junio.

 

El concejal socialista Luis Vélez considera "inexplicable" que tras una década para "prever" los requerimientos necesarios para una "imprescindible" renovación del servicio se haya dejado pasar el tiempo sin llevar a cabo los trámites de la licitación, cuyo fin de plazo para la presentación de ofertas, a la que respondieron cuatro empresas, se cerró en agosto.

 

Las causas, a juicio de Vélez, hay que buscarlas "no sólo en la incapacidad" de Sánchez para proyectar lo que sólo depende de su departamento, sino también en la falta de personal de la que adolece este, a cuyos funcionarios exculpa de las consecuencias de este nuevo retraso, que también sufrió el contrato de publicidad en las marquesinas del transporte público, ha recordado.

 

Los socialistas han incidido en que a pesar de las "múltiples" ocasiones en las que el PSOE ha preguntado acerca de este asunto en las comisiones del Área, y también a pesar de que el concejal aseguró que la adjudicación llegaría antes de fin de año, los 97 empleados y 22 trabajadores sustitutos que actualmente tiene Dornier a disposición del servicio siguen en la situación de "inestabilidad e intranquilidad" sobre su futuro que ya atravesaron a finales de 2013, cuando se cumplió la fecha de fin del contrato anterior sin que se hubiera aclarado lo que ocurriría.

 

MÁS DE 8.000 PLAZAS REGULADAS

 

El número de plazas reguladas por la ordenanza supera actualmente las 8.300, de modo que se prevé un incremento del importe de adjudicación de 15 millones de euros sobre los 42,8 por los que se firmó en 2003.

 

En los pliegos publicados en junio se contemplaban mejoras como la sustitución de los casi 400 parquímetros para instalar nuevos postes de última generación, alimentados por placas solares, que permitirán el pago por el tiempo exacto de estacionamiento y el uso de la nueva tarjeta de servicios ciudadanos que, de momento, sólo se utiliza para el embarque en la flota de Auvasa, ambas propuestas del PSOE hechas públicas hace años y que "en su momento el equipo de Gobierno desdeñó".

 

El nuevo contrato contempla la posibilidad de extender un 30 por ciento la regulación en la ciudad, de modo que de los 8.377 puestos acotados ahora se podría pasar a 10.890, siempre con el visto bueno del Ayuntamiento.

 

Los ingresos netos que el Consistorio espera obtener anualmente superan los 285.000 euros y el adjudicatario tiene un plazo de cuatro meses como máximo para implantar su sistema, de modo, concluye Vélez, que habrá que añadir ese tiempo al retraso ya acumulado.