El PSOE Valladolid pide la dimisión de Vidal por dejar de cobrar 2'4 millones por los derribos de Labradores

Óscar Puente y Javier Izquierdo, del PSOE Valladolid. BORIS GARCÍA

El presidente del Grupo Socialista, Óscar Puente, denuncia que haya caducado por cuarta vez la sanción a los responsables del derribo y asegura que no descarta ejercer acciones legales contra la concejal de Urbanismo.

Continúan coleando las denuncias, multas y posibles sanciones por el derribo de dos fachadas en la calle Labradores, las cuales tuvieron lugar el 9 de mayo de 2009. Óscar Puente, presidente del PSOE Valladolid, ha pedido este miércoles una vez más el cese de la concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, por dejar de cobrar hasta 2'4 millones de euros que hubieran ido a las arcas municipales por tratarse de unos derribos que se calificaron en su día como ilegales.

 

Dichos 2'4 millones de euros llegarían de la mano de dos sanciones diferentes, por un lado a la empresa encargada Eurocosmos y por el otro al arquitecto encargado de dicha obra, de 1'2 millones para cada parte. En el primer caso, la sanción ya había trascendido y al encontrarse la empresa en concurso de acreedores se hace imposible el cobro, mientras que para el caso del arquitecto, parece que la posiblidad acaba de perderse el pasado 21 de octubre, según la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo número 4 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que ratifica la caducidad de la notificación de la multa.

 

"Para dicha fecha caducó por cuarta vez el mismo expediente sancionador, sin que el Ayuntamiento de Valladolid moviera ni un dedo para cobrarlo", comenzó explicando Puente a los medios. Efectivamente, tal y como demostró el socialista con documentos, se trata de la cuarta ocasión en la que el Consistorio dejaba caducar el expediente en un periodo de más de cuatro años, por lo que la posibilidad de cobrarlo por medio de un quinto ya "es muy remota".

 

"La única opción que queda ahora es la dimisión o el cese de Cristina Vidal, que parece no haber gestionado el tema del cobro por desidia o vayan a saber por qué. No cabe un minuto más de Cristina Vidal", aseguró Puente, quien no descartó "tomar medidas legales para exigir responsabilidades pecuniarias".

 

"No tiene sentido que al ciudadano se le apliquen las clavijas de esta manera y luego se dejen de cobrar 2'4 millones de euros". Efectivamente, el socialista fue despedazando por partes, con documentos y fechas, las cuatro ocasiones en las que se había dejado pasar el proceso. "Además, no solo se trata de ese dinero que se va a dejar sin cobrar, sino los 100.000 euros de costas que surgen a partir de esto", concluyó.

Noticias relacionadas