El PSOE Valladolid critica la reducción general de presupuesto de San Pedro Regalado desde 2011, no así en los toros

El Grupo Municipal Socialista denuncia el trato de favor a la empresa taurina frente a la inversión en actividades culturales. 

Primeras reacciones después de que el Ayuntamiento de Valladolid haya presentado este viernes el programa de actividades para el próximo 13 de mayo, día de San Pedro Regalado, y que cuenta con un presupuesto de 306.000 euros. Desde el PSOE han criticado el hecho de que "se haya reducido la inversión un 60% desde 2011, mientras que la subvención para toros solo ha caído un 8%".

 

El comunicado emitido desde el Grupo Socialista es el siguiente:

 

El Ayuntamiento ha venido reduciendo paulatinamente el presupuesto que dedica a la celebración de la fiesta de San Pedro Regalado en los últimos años, en aras de la tan pregonada “austeridad”, hasta dejar la partida en poco más de un 40% de lo que se invirtió en 2011, mientras, sin embargo, la subvención a los festejos taurinos prácticamente se mantiene, con un recorte de sólo un 8%.

 

Así lo denuncia, un año más, el Grupo Municipal Socialista, que pone de manifiesto el “trato de favor” a la empresa taurina que organiza los dos festejos de la feria de San Pedro Regalado y una tercera corrida con toreros locales que se celebrará durante las fiestas de la Virgen de San Lorenzo, pack por el que el Ayuntamiento pagará 165.000 euros, mientras destina sólo 95.000 al resto de actividades culturales y populares que programa en la ciudad.

 

La crisis, así pues, parece que sólo afecta a las arcas municipales cuando se habla de la ciudadanía en general, pero no toca cuando se trata de ayudar a empresas amigas que tienen, con la subvención pública, asegurado su negocio privado, llenen o no los tendidos de la plaza, en la que cada año se ven más agujeros.

 

Así, el presupuesto de esta fiesta en 2011, que fue de 225.000 euros, sufrió ya un primer tijeretazo en 2012, pasando a 146.000, -un 35% menos en un solo año-, que se quedaron en 90.000 el año pasado (la mitad que el festejo taurino, que se llevaba 180.000 euros). Hay que tener en cuenta que en 2011 tuvieron lugar las elecciones municipales, y el alcalde, afirma el PSOE, “tiró la casa por la ventana”.

 

En este 2014, la cantidad que el Ayuntamiento destina al empresario de la plaza de toros se queda en 165.000 euros, pero el presupuesto del resto de actividades continúa con encefalograma plano, puesto que apenas sube en cinco mil euros.

 

En definitiva, el PSOE insiste en calificar como “desatino” que se financie con mayor cantidad el festejo taurino, dirigido a un público muy determinado, que las actividades musicales y culturales abiertas al público en general, lo que demuestra, en su opinión, que  no se están utilizando los recursos que se tienen racionalmente, sino, un año más, en función de las apuestas personales del alcalde, gran aficionado taurino.