El PSOE tendrá candidato a la Presidencia antes de que acabe el año

Valenciano dice que la Comisión Electoral que se creará, con representantes de los candidatos, es un sistema "hipergarantista".

La dirección del PSOE propondrá en el Comité Federal del próximo sábado que las primarias abiertas para elegir a su candidato a la Presidencia del Gobierno sean en 2014 y que en 2015 estén decididos todos los carteles socialistas para los comicios municipales, autonómicos y generales que tendrán lugar ese año.


Así lo ha anunciado la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, en una rueda de prensa en Ferraz, mientras continuaba reunida la Comisión Ejecutiva Federal. Aun sin precisar cuál va a ser la propuesta de la dirección el próximo sábado, la 'número dos' del partido sí ha explicado que "la intención del partido" es que todo el proceso de primarias esté "completado en el año 2014".

Valenciano tampoco ha aclarado si de la reunión del próximo sábado saldrá una fecha concreta o se aprobará una horquilla que marque un plazo en el que deberían realizarse las primarias. Según ha dicho, el secretario general seguirá manteniendo contactos estos días con los dirigentes territoriales y el calendario no se fijará hasta el sábado.

"MUCHÍSIMAS POSICIONES DISTINTAS"

El objetivo, ha dicho, es encontrar "el mejor calendario", una "decisión estratégica" en la que el PSOE "tiene que acertar". Y para ello, hay que "casar muchísimos componentes y muchísimas posiciones distintas", ya que también se van a celebrar en municipios y comunidades autónomas, que tienen que "encajar sus intereses electorales también".

Por lo que se refiere al reglamento, que también continúa en fase de discusión con las federaciones, aunque su elaboración está muy avanzada, Valenciano ha ofrecido algunos detalles de la Comisión de Garantías Electoral, que ostentará la autoridad electoral en los diferentes niveles en que se celebren las primarias.

Así, ha explicado que sus once miembros elegidos por la Comisión Ejecutiva Federal (cinco de ellos) y el Comité Federal (los otros seis), serán militantes que no pertenecen a ninguna comisión ejecutiva ni tienen ningún cargo orgánico. Y ha añadido que a ellos se sumarán un representante de cada una de las candidaturas.

Valenciano ha insistido que, en cada uno de los procesos de primarias, será una "comisión independiente" la que garantizará "la limpieza, la transparencia y la igualdad de todos" los que concurran a estas elecciones. Según ha dicho, lo "lógico" es que sea un organismo independiente quien se ocupe del proceso, porque, de lo contrario, tendría que hacerlo la Ejecutiva Federal o la Secretaría de Organización.

Su misión, ha dicho, será la de una Junta Electoral en unas elecciones legislativas, de manera que, si surge "algún problema", sus miembros serán quienes deban "intervenir en el procedimiento". "Es un sistema hipergarantista para los candidatos, que es lo que busca el reglamento", ha recalcado.

NECESIDAD DE UN CENSO "SEGURO" PARA LAS VOTACIONES

Valenciano también ha defendido la propuesta de la dirección --que contempla el borrador del reglamento que maneja el PSOE y que será aprobado por el Comité Federal-- de elaborar un censo para las primarias abiertas, en lugar de permitir la inscripción el mismo día de la votación.

La propuesta de Ferraz, que ha detectado un "alto grado de acuerdo" con los territorios, es que los ciudadanos que quieran participar en el proceso tengan un mes de plazo para apuntarse, comprometiéndose con los principios del PSOE y pagando la cantidad simbólica con la que contribuirán a financiar el proceso.

La vicesecretaria general ha explicado que este sistema permite "garantizar el procedimiento" e impedir que, por ejemplo, una misma persona pueda votar tres veces. Según ha dicho, la elaboración de un censo permite garantizar la "limpieza" del proceso, algo que, a su juicio, no ocurriría si se permite votar hasta el último minuto.

Valenciano ha explicado que las primarias en Francia pudieron hacerse con la inscripción simultánea a la votación porque ahí el Partido Socialista tuvo un censo electoral oficial, una posibilidad que en España no está permitida.

En definitiva, el PSOE busca "un censo bien hecho" y "seguro" para estrenar su apuesta de las primarias abiertas, una votación que puede resultar "muy complicada". "Estas elecciones son elecciones muy importantes, porque es la primera vez que se hace en España y tenemos que ser especialmente escrupulosos, limpios y transparentes", ha insistido Valenciano.

LOS AVALES, "PRIMERA VUELTA"

Además, en relación a la propuesta que parece que saldrá adelante de que las primarias abiertas se hagan en una vuelta, Valenciano ha recordado que ya se discutió en la Conferencia Política y "mayoritariamente" se optó por esta posibilidad, una vez decidido que se bajaría el número de avales necesarios para poder presentarse. Según ha dicho, la propia recogida de avales "ya es una vuelta".

En cualquier caso, ha defendido que la "cultura política española funciona con una vuelta". De hecho, ha recordado que éste fue el sistema cuando en el XXXV Congreso se enfrentaban por la Secretaría General del Partido Matilde Fernández, José Bono, Rosa Díez y José Luis Rodríguez Zapatero.