El PSOE se compromete con Cermi a "vigilar" el porcentaje de discapacitados en los contratos del Ayuntamiento

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid se ha comprometido con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) a "vigilar" el cumplimiento de la Ley de Integración Social que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a tener al menos un 2 por ciento de discapacitados en las contrataciones que realice el Consistorio.

  

Según han señalado fuentes del PSOE en un comunicado recogido por Europa Press, el presidente del Grupo, Óscar Puente, ha mantenido una reunión con el presidente del Cermi de Castilla y León, Francisco Sardón durante la cual le expuso las líneas generales del borrador del Plan de Empleo que promueven los socialistas de Valladolid.

 

Tras esta reunión, el Grupo Municipal Socialista ha asegurado que vigilará el cumplimiento de la Ley de Integración Social que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a tener en sus plantillas al menos un 2 por ciento de discapacitados en las contrataciones que realice el Ayuntamiento.

 

"La administración debería incentivar en la contratación pública a aquellas empresas que aún no estando obligadas por Ley a cumplir con ese porcentaje de contratación, si que lo hagan e incluso vayan más allá", ha señalado Francisco Sardón.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes del PSOE han recordado que "varios informes" del Consejo de la Discapacidad han dejado al descubierto en los últimos años que el Consistorio no ha supervisado que esos parámetros se respetaran, lo que llevó al PSOE municipal a lanzar una propuesta en marzo de este mismo año en la que se pedía "la inclusión de cláusulas sociales en las contrataciones públicas" para favorecer a las empresas que contraten trabajadores de colectivos vulnerables por encima del 2% que exige la legislación.

 

Como consecuencia de esta propuesta del PSOE, han añadido, el Pleno correspondiente al mes de abril aprobó una moción institucional que apoyaron los tres grupos en la que se instaba a que, bajo la coordinación de la Secretaría General, se elaborase "una instrucción general para impulsar la eficiencia y sostenibilidad en la contratación pública del sector público del Ayuntamiento de Valladolid e implementar a través de ella las políticas municipales en materia social, medioambiental, de innovación y promoción de las pymes y cooperativas".

 

Seis meses después de aquel acuerdo, sin embargo, el PSOE ha asegurado que "no han vuelto a tenerse noticias de su puesta en marcha, ni se sabe si la instrucción ha sido o está siendo elaborada ni cómo se controlará su cumplimiento".

 

El presidente del Grupo Socialista invitó también a los representantes de este colectivo de personas con discapacidad a realizar cuantas aportaciones consideren interesantes al documento que el Grupo pretende trasladar al pleno extraordinario que sobre empleo se prevé celebrar a finales de noviembre.

 

El Presidente del Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla y León (Cermi CyL), señaló que "el Ayuntamiento debería ejercer el liderazgo para seguir convenciendo al sector privado de que también es responsabilidad suya la contratación de personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social".

 

Así, según Óscar Puente "el Ayuntamiento de Valladolid debe dar ejemplo de ser un Consistorio socialmente responsable, y que ese modelo se exija también a las empresas con las que se contrata".

 

Por otro lado, Francisco Sardón también señaló que "la administración municipal debería adaptar las pruebas de acceso a las plazas no solo para la discapacidad física y sensorial, sino también para la discapacidad intelectual".