El PSOE 'salva los muebles' pese a cosechar su peor resultado en unas autonómicas

Pese a todo, sigue siendo el principal referente en la izquierda y la tercera fuerza más votada en Cataluña.

Los socialistas catalanes han cosechado su peor resultado en unas elecciones autonómicas, pero el PSOE considera que ha salvado los muebles en Cataluña: les permite presentarse a las generales reafirmándose como la fuerza mayoritaria de la izquierda, al haber superado en otros comicios a Podemos, y refuerza, creen, el planteamiento de que son el partido sobre el que puede pivotar la solución a la crisis política que atraviesa España y de la que han responsabilizado tanto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, como al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

  

A partir de ahora, el líder de los socialistas, desde este lunes lanzado a la precampaña de las generales, tratará de hacer calar su mensaje de que sólo un gobierno socialista en La Moncloa puede resolver el problema catalán, a través de una reforma de la Constitución, de corte federal.

  

Los socialistas consideran que el resultado del PSC, cuando hace unos meses se esperaba una debacle, les permite situarse como el partido "central" sobre el que pivotará la salida de la crisis. Son los únicos, señalan fuentes socialistas, que apuestan por "tender puentes", por el acuerdo y el diálogo, que será la solución, defienden, al escenario que dibuja estas elecciones.

  

Y lo son, defenderán, porque consideran al PP inhabilitado para ello, después de estos cuatro años de "inmovilismo" en los que sólo han echado "gasolina" a los soberanistas. "Siempre que gobierna el PP crece el independentismo", se ha afanado en repetir Pedro Sánchez en los últimos días.

  

Con un PP al que ven 'fuera de juego', el PSOE se situará además como la fuerza hegemónica de la izquierda, la posición en la que les dejaron las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015 y que ahora ven reafirmada con los malos resultados obtenidos por Podemos, que en estas elecciones, en las que ha concurrido ICV, no ha conseguido llegar a los resultados que obtuvieron los ecosocialitas en las últimas autonómicas.

  

Su receta será la que el PSOE lleva defendiendo desde julio de 2013, cuando todos los 'barones' del PSOE aprobaron la Declaración de Granada para una reforma de la Constitución. Será también el planteamiento central de su oferta a los españoles para las próximas elecciones: un nuevo acuerdo que después votarán todos los españoles