El PSOE resuelve hoy en primarias una etapa convulsa con Villarrubia y Tudanca como opciones

Urnas y papeletas para el proceso electoral en la agrupación del PSOE en Salamanca capital. Foto: Sara Bayón

Más de 10.000 militantes del partido y Juventudes eligen hoy en primarias al nuevo secretario general autonómico. Villarrubia y Tudanca, que logró más avales, son las dos alternativas en un proceso con el que el PSOE quiere dejar atrás la etapa Óscar López.

EL DATO

 

9.919 afiliados al PSOE en Castilla y León (más otros 448 miembros de Juventudes Socialistas que no están afiliados al partido y que también pueden votar) están llamados a las urnas en sus primeras primarias.

El PSOE de Castilla y León tiene hoy una cita para elegir a su nuevo líder regional y también a los delegados que acudirán al Congreso Autonómico Extraordinario del día 18 octubre en el que el elegido deberá ser ratificado. Un proceso con el que los socialistas castellanos y leoneses esperan poner fin a una etapa convulsa con la elección de un nuevo secretario autonómico con el que dejar atrás la etapa de Óscar López

 

Los dos aspirantes son el burgalés Luis Tudanca y el palentino Julio Villarrubia, que  han dispuesto de dos semanas para recorrerse las agrupaciones de Castilla y León en busca de los votos que les otorguen el puesto. Lo que han destacado los equipos de ambos candidatos es el clima de diálogo y el sano debate experimentado en los últimos días, lejos de las tensiones de otros tiempos y que se auguraban para este proceso.

 

Han sido más de dos años convulsos, desde que en abril de 2012 Villarrubia fue elegido para sustituir a Óscar López al frente del partido en Castilla y León porque este último se marchaba para ser el nuevo secretario de organización del PSOE a nivel nacional. Aunque fue avalado por más del 80% de los delegados, muy pronto apareció en el horizonte el mayor problema que ha tenido: la denominada bicefalia. El hecho de que Óscar López se mantuviera como portavoz en Cortes no sólo provocó discrepancias y fricciones, sino que acabó por romper el partido.

 

La ruptura final se produjo el pasado mes de mayo. Por sorpresa, 25 integrantes del comité ejecutivo regional del PSOE presentaban su dimisión y forzaban la disolución del órgano, la convocatoria de elecciones y el 'cese' de Villarrubia. Al frente del movimiento, miembros de la ejecutiva y provincias afines a Óscar López, inmerso también en un proceso de cambio en el PSOE nacional tras los malos resultados de las Europeas y la marcha de Rubalcaba.

 

Meses después, el panorama parece propicio para iniciar una etapa más tranquila. López ha abandonado Castilla y León, cambiando su sitio en las Cortes por un escaño en el Senado. Y la campaña entre Villarrubia y Tudanca ha transitado por la normalidad; incluso el burgalés ha alejado la sombra de ser el designado por López para mantener el PSOE regional bajo su tutela en la lejanía. También parece tener la delantera merced a los avales que presentó: 3.483 por los 2.850 de Villarrubia.

 

En el proceso para presentar candidatura, Tudanca recibió más avales que Villarrubia en Burgos -su provincia-, León, Salamanca, Segovia y Zamora. Por su parte, el exsecretario general hasta el pasado mes de mayo tiene más apoyos en Ávila, Palencia -su provincia-, Soria y Valladolid.  Así, Luis Tudanca ha registrado 513 avales de Ávila, 350 de Burgos, 1.050 de León, 79 de Palencia, 247 de Salamanca, 325 de Segovia, 42 de Soria, 563 de Valladolid y 314 de Zamora. En el caso de Villarrubia, 590 corresponden a Ávila, 160 a Burgos, 650 a León, 370 a Palencia, 110 a Salamanca, 80 a Segovia, 125 a Soria, 650 a Valladolid y 110 a Zamora.