El PSOE reclama "un nuevo modelo fiscal" en Valladolid en el que cada ciudadano pague según su capacidad económica

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha cuestionado de nuevo la política tributaria municipal, ante el debate sobre las ordenanzas fiscales que se desarrollará en el próximo Pleno municipal, y ha reclamado un "nuevo modelo fiscal" en el que cada ciudadano pague según su capacidad económica.

   

Ante los ajustes que presenta el equipo de Gobierno municipal para el ejercicio 2014, el PSOE propone "hacer tabla rasa, desmontar el sistema actual y definir un nuevo modelo fiscal que se ajuste a los tiempos que vivimos", pues considera que el sistema impositivo del Ayuntamiento está "desfasado" y "perjudica a la inmensa mayoría de los ciudadanos de Valladolid".

 

El presidente del Grupo del PSOE, Óscar Puente, ha señalado que "el sistema no compensa la tremenda pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo casi todas las familias y empresas de la ciudad, ni sirve para crear empleo, como defiende el PP".

 

Así, ha criticado la "hipocresía" del equipo de gobierno, "que por un lado anuncia la congelación de tributos pero por otro impone otros nuevos, como la polémica tasa de basuras", y aporta el dato de que la previsión de ingresos municipales en concepto de Tasas, precios públicos y multas para este 2013 se sitúa en 28,5 millones de euros, mientras en 2012 se recaudaron algo menos de 20 millones.

 

Esto supone, a juicio de Puente, un incremento del 40 por ciento en un solo año que "se explica precisamente por la decisión municipal de imponer la Tasa de basuras, que no estaba en el programa electoral del PP, como tampoco la subida del IBI de un 13 por ciento en 2012.

 

El líder de la oposición se ha preguntado por las razones que impiden al PP cumplir con su "eterna promesa" de bajar impuestos para activar el consumo, algo que "nunca ha hecho durante estos 19 años en el Ayuntamiento de Valladolid". Puente considera "vergonzoso" que sea precisamente el Partido Popular "que ha abaratado el despido, ha rebajado las prestaciones sociales, ha impuesto el copago sanitario, ha eliminado todo tipo de becas y ayudas y también recortará las pensiones" el que además "meta la mano en el bolsillo de los contribuyentes sin distinguir su capacidad tributaria" y lo siga haciendo precisamente ahora, "que nos dicen que ya salimos de la crisis".

 

La solución que plantea el PSOE, que iniciará una ronda de consultas entre colectivos sociales y agentes económicos proponiendo un nuevo modelo, es mejorar la progresividad fiscal, especialmente en las tasas, opción que la mayoría absoluta del equipo de gobierno se negó a estudiar hace dos meses en el Pleno, cuando rechazó una moción presentada precisamente por los socialistas y que sí apoyó Izquierda Unida.

 

Puente considera "básico y urgente" que se afronte una reforma en esa dirección para conseguir que se pague en función de la capacidad tributaria del contribuyente y que las bonificaciones y exenciones se adapten a esa realidad y no a otras circunstancias.

 

El PSOE considera que la propuesta de modificación de ordenanzas que presenta el equipo de gobierno municipal "dista mucho de la que necesitan los ciudadanos, pero lo grave es que ni siquiera se planteen un cambio de rumbo". Según datos que han recogido del INE, los socialistas apuntan que sólo en el último trimestre la renta disponible de los hogares ha bajado un 3,2% y las retribuciones de los asalariados un 3,9%, mientras que el IBI ha aumentado un 20% y las Tasas Municipales un 12,4%.

 

Puente cree que el PP quiere ejercer el poder "por encima del bien y del mal" y ha criticado el hecho de que el equipo de gobierno dedique apenas diez segundos a debatir sus enmiendas y rechace sistemáticamente sus iniciativas, aunque finalmente las acabe poniendo en práctica. En este sentido, ha recordado que en la ordenanza que el Pleno aprobará el lunes se aprobará la rebaja a 200 euros de deuda tributaria anual para acceder al fraccionamiento de los pagos en 12 mensualidades, algo que solicitó el PSOE "insistentemente" hace un año.

 

Por último, el Grupo Municipal Socialista ha censurado el "triunfalismo" del equipo de Gobierno cuando alude a la "buena acogida" de la Tasa de Basuras entre los contribuyentes, y ha apuntado que las  reclamaciones presentadas ante el consejo económico administrativo ya se triplicaron durante 2012 y "siguen aumentándose este año" es porque "no se están haciendo bien las cosas". En concreto, durante los ocho primeros meses del año ya se han presentado 1369 reclamaciones tributarias, cerca de las 1669 presentadas a lo largo de 2012, lo que hace estimar que a final de año serán más de 2000 las reclamaciones, muy lejos de las 471 presentadas en 2010.

 

La falta de información, el "caótico" sistema de notificación empleado, que ha terminado derivando en largas colas ante la oficina del contribuyente, así como la modificación del umbral de valor catastral que se establece para fijar la exención del pago de la tasa sólo un año más tarde de su puesta en marcha, demuestran según el PSOE, que lo único que busca el PP es recaudar por encima de las posibilidades de la mayoría de los ciudadanos.