El PSOE quiere que se sepan los nombres de quien se ha acogido a amnistías fiscales, "caiga quien caiga"

Pedro Sánchez y Antonio Hernando en el Congreso

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha dicho que su formación quiere que se publiquen las listas con los nombres de aquellas personas que se han acogido a amnistías fiscales, "caiga quien caiga".

"No hay un derecho al anonimato de los defraudadores y si quieren que se publiquen todas las listas anteriores", ha añadido, admitiendo que también se conozcan las identidades de aquellos que se acogieron a una amnistía "hace 24 años" con un Gobierno socialista. Eso sí, ha puntualizado que entonces la Agencia Tributaria (AEAT) no existía. Además, ha negado que durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "se hiciese amnistía fiscal".

En una entrevista a Cuatro recogida por Europa Press, ha recordado que, en estos momentos, hay 19 millones de españoles haciendo la declaración de la renta y, frente a estos, hay "más de 30.000 defraudadores y tres altos cargos del PP" como el extesorero Luis Bárcenas, el exvicepresidente Rodrigo Rato y el exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, que se han acogido a la amnistía fiscal, "burlándose de la sociedad española".

"No se puede hablar de transparencia si no se conoce a las personas que han defraudado gracias a la política fiscal de hace 24 meses en España", ha dicho. También ha destacado que hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reconocido hasta en dos ocasiones que hubo una amnistía. "Cuando te has pasado dos años y medio engañando al final tu mismo te desmientes", ha añadido.

Finalmente, se ha referido a la intervención del director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, que ha rechazado revelar los nombres de quienes se acogieron a la amnistía fiscal porque están protegidos por el secreto que impone la Ley General Tributaria, y, a diferencia de éste, ha asegurado que "es posible hacerlo".

En este sentido, ha criticado al Gobierno 'popular' por dar nombres de defraudadores "según le viene bien". Así, ha acusado al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, de actuar de manera diferente con el expresidente catalán Jordi Pujol, "con el que fue enseguida a decir que era un escándalo cualitativo impresionante", y con Rato, del que, a su juicio, "se atreve a decir menos", a pesar del "escándalo mayúsculo".