El PSOE propone descartar el ascensor de la Catedral y gastar el millón de euros en mil ascensores para la ciudad

El concejal del PSOE en Valladolid, Óscar Puente. / Foto: TRIBUNA

El Grupo Socialista del Ayuntamiento anima al alcalde a invertir en la creación de empleo y en sus vecinos lo que prevé destinar "a un recurso ineficaz".

El PSOE de Valladolid se ha pronunciado en torno a las obras del ascensor de la torre de la Catedral, que según se ha asegurado desde el Ayuntamiento comenzarán cuanto antes. Desde el Grupo Socialista se han mostrado partícipes, por medio de un comunicado, de invertir el millón de euros presupuestados en "mil ascensores para viviendas de la ciudad que realmente lo necesiten", además de asegurar que se trata de un "recurso ineficaz".

 

El comunicado del PSOE es el siguiente:

 

"¿Qué es más lógico en los tiempos que corren, usar un millón de euros en instalar un solo ascensor en la Catedral de Valladolid o invertirlo en instalar mil ascensores en otras tantas viviendas de quienes no pueden salir a la calle por problemas de accesibilidad, y crear, al mismo tiempo, puestos de trabajo en pequeñas empresas?

 

El Grupo Municipal Socialista considera que no hay duda. Como las circunstancias son cambiantes y la realidad no permite actuar hoy como se actuaba ayer, el PSOE en el Ayuntamiento de Valladolid pide que se actualicen las prioridades de inversión en el Ayuntamiento, y se gasta el dinero en lo que verdaderamente hace falta.

 

No sirven razonamientos antiguos. No se entiende que el alcalde hable de dinero cautivo, destinado únicamente a un fin, cuando las necesidades de las personas apremian más que las de las cosas. Los acuerdos son susceptibles al cambio si existe voluntad política, igual que las mentalidades deberían asumirlo.

 

Y hay un ejemplo cercano. Recientemente se conocía que el Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado incrementar un 50% las subvenciones para instalar ascensores, precisamente hasta los 600.000 euros, que es la cantidad que aportará el Ayuntamiento vallisoletano a financiar un solo ascensor, el que pretende llevar a la torre de la Catedral a los turistas.

 

Obviamente, el Ayuntamiento de Bilbao muestra, con esta medida, su sensibilidad con un objetivo: la supresión de barreras arquitectónicas en edificios residenciales, para lo que ha impulsado, desde 1998, varios programas de ayuda que garantizan la accesibilidad de todas las personas a sus viviendas.

 

El año pasado, el Ayuntamiento de Bilbao, a través del Área de Urbanismo, concedió ayudas por un importe total de más de 400.000 euros para la instalación de ascensores y otros elementos de mejora de la accesibilidad.

 

La cuantía de la ayuda que ofrece el Ayuntamiento bilbaíno es el 10% del coste real de la obra, con un límite de 6.000 euros para la instalación de ascensor y de 1.300 euros para el resto de actuaciones de eliminación de barreras, es decir, que con los 600.000 euros que aporta a un único ascensor el Ayuntamiento vallisoletano, otros consistorios financian un millar", se concluye desde el PSOE.

Noticias relacionadas