El PSOE pide que el recorte del presupuesto de AUVASA no suponga su privatización

Un autobús de Auvasa, en plena marcha. BORIS GARCÍA

El equipo de Gobierno acepta la propuesta presentada por Javier Izquierdo de incrementar la aportación municipal en 1,6 millones de euros al presupuesto inicial para evitar el déficit de AUVASA.

El objetivo era impedir que la empresa pública registrara pérdidas a fin de año y pudiera entrar en causa de liquidación, dándole así una inestimable excusa al alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, para privatizar el servicio de autobuses público, algo que ya en alguna ocasión ha dejado caer entre sarcasmos y amenazas.

 

Por este motivo sorprende que de cara al año que viene se recupere otra vez la aportación inicial del Ayuntamiento al presupuesto del pasado año, antes de la modificación, dejándolo en los 13,8 millones que propuso en un principio, que se convirtieron finalmente en 15 tras el incremento de esa partida.

 

Izquierdo afirma con contundencia que el objetivo básico ha de ser asegurar que la empresa siga siendo pública, incrementando sus ingresos a través del crecimiento del número de usuarios, no de los precios de los billetes, utilizando la imaginación y mejorando el servicio, presentando una oferta de transporte público que sea imposible rechazar, “implementando mejoras en el diseño urbano, redistribuyendo recursos, redefiniendo recorridos y recortando frecuencias, en lugar de recortando presupuestos”, señala.

 

Javier Izquierdo lamenta, además, que este presupuesto no contemple inversiones en nuevos vehículos, a pesar de las reiteradas quejas de los usuarios de algunas líneas, como la 3, que reclaman autobuses nuevos, puesto que los que prestan servicio en ese tramo son muy antiguos, no están adaptados para personas de movilidad reducida y carecen de  rampas o avisadores acústicos, elemento este último que ha dejado de funcionar en la mayoría de los coches.