El PSOE pide la dimisión del alcalde tras la imputación de García Coca por manipular el PGOU

Javier Izquierdo reclamó la imputación del alcalde tras la imputación del exconcejal de Urbanismo, José Antonio García Coca, en el proceso abierto por la manipulación del PGOU.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Javier Izquierdo, ha reclamado este miércoles la dimisión del alcalde, Javier León de la Riva, tras la imputación de su exconcejal de Urbanismo, José Antonio García Coca, en el proceso abierto por la manipulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

 

Izquierdo asegura, según Europa Press que éste es "el mayor caso de corrupción urbanística que se ha producido en Valladolid" y ha reclamado la dimisión del alcalde, Javier León de la Riva, tras conocer el auto de imputación dictado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid que señala al anterior concejal de Urbanismo de la ciudad, el secretario municipal, técnicos de dos áreas del Ayuntamiento y varios constructores locales como implicados en la modificación interesada de varios artículos y planos que permitían actuaciones urbanísticas no contempladas en el texto original.

 

"Cuesta creer que el alcalde no sabía nada, pero a mayores, si no lo sabía, demuestra que no sabe dónde tiene la mano derecha y dónde la izquierda, y así no se puede seguir al frente de un Ayuntamiento", ha apuntado antes de calificar los hechos de "auténtica trama orquestada a nivel municipal".

 

En este sentido, se ha referido a la promoción de "alteraciones subrepticias para beneficiar a particulares", tal y como ya han destacado los tribunales en decisiones anteriores durante los últimos cinco años "y de la que forman parte todos los ingredientes de la corrupción urbanística: técnicos, políticos y empresarios de la construcción".

 

Tras destacar la necesidad de que se asuman "responsabilidades políticas", Izquierdo ha recordado que en este asunto cabe distinguir dos momentos: primero, la manipulación denunciada por el PSOE en 2008 y, posteriormente, el "intento de encubrir esos cambios mediante una corrección de errores que, según hoy se comprueba, tenía tintes delictivos".

 

Es por ello que el portavoz del Grupo asegura que la "mal llamada corrección de errores" arrancó en una rueda de prensa que dio el alcalde, Javier León de la Riva, con el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, "en la que se anunciaba la adopción de esa medida cuando no existía informe jurídico alguno que indicara la necesidad de hacerlo, lo que demuestra que fue una decisión política".

 

"Esto pone de manifiesto que bajo el mandato de León de la Riva se han producido tremendas irregularidades urbanísticas, se han realizado cambios antidemocráticos a espaldas del Pleno municipal se ha imputado a un concejal y se ha producido una corrección de errores que pretendía tapar la manipulación, y todo ello obliga a su inmediata dimisión", ha concluido.