El PSOE lamenta que la Junta se deja en el tintero el 70% de los préstamos para las empresas

El coordinador de políticas económicas del PSOE de Castilla y León, Javier Izquierdo.

El PSOE cifra en 330 millones el volumen de préstamos que se han quedado sin adjudicar de un total de 474. "Las herramientas de financiación que la Junta ha planteado en los últimos años han fracasado", dice Izquierdo.

El PSOE ha criticado el "fracaso" de las políticas de financiación de la Junta de Castilla y León para empresas y emprendedores, y le ha puesto cifras: 330 millones. Estos son los que, según Javier Izquierdo, coordinador de políticas económicas de los socialistas castellanos y leoneses, se han dejado de prestar durante los últimos cuatro años por la mala orientación del gobierno regional.

 

Izquierdo, que ha estado reunido en Salamanca en una ronda de conversaciones con los agentes sociales para elaborar el plan director de industrialización que está preparando el PSOE, ha abordado el que es uno de los grandes problemas de los empresarios y emprendedores, la falta de financiación, "que es la principal preocupación que nos transmiten, sobre todo, desde que no están las cajas". "Las herramientas de financiación que la Junta ha planteado en los últimos años han fracasado, y la mitad de lo presupuestado para préstamos se ha quedado sin prestar", ha dicho Izquierdo.

 

Izquierdo ha puesto cifras sobre la mesa en torno a esta cuestión. Según sus cuentas, de los 178 millones que tenía para prestar el Itacyl de 2011 a 2015, no prestó 124; y de los 296 previstos para la agencia de innovación, 206 se quedaron en el tintero. En total, unos 330 millones, "casi el 70% de los recursos están sin ofertarse". "No puede ser que los empresarios necesiten financiación y que la Junta deje de prestar cerca de 400 millones", ha dicho.

 

La solución que propone el PSOE es un Instituto Financiero Público que oferte financiación en mejores condiciones que los bancos y que Iberaval, ya que Izquierdo considera que los agentes de mercado lo tienen fácil para competir con la Junta porque conocen de antemano a qué precio puede ofrecer préstamos y avales.