El PSOE establece en 16 años la edad para ejercer el derecho al voto

Los militantes de la organización juvenil podrán hacerlo desde los 14 años, que es cuando se les permite afiliarse.

El PSOE ha fijado en 16 años la edad mínima para votar en sus primarias abiertas a los ciudadanos para elegir candidato a La Moncloa y ha decidido rebajar al 5% los avales que deberán conseguir los aspirantes, según han informado fuentes socialistas en el marco de la Conferencia Política.

 

Éstas han sido las únicas novedades incorporadas a la ponencia marco que se aprobará en la Conferencia, que mantendrá el resto de su redacción original y dejará para otros debates la concreción de otras cuestiones como el establecimiento de un máximo de avales que podrá recoger cada candidato a las primarias.

 

La disminución del número de avales ha sido una propuesta de la dirección, que ha querido reducirlos desde el 10% que recoge el reglamento actual al 5%, tal y como sugerían ya las resoluciones del Congreso de Sevilla de febrero de 2012. Con esta medida, pretende abrir y facilitar el acceso a este nuevo mecanismo de elección de candidatos con el que el PSOE quiere convertirse en un partido más abierto.

 

LOS MILITANTES DE JSE PODRÁN VOTAR CON 14

 

Mientras tanto, la decisión de permitir votar en sus primarias abiertas a los ciudadanos a partir de los 16 años ha respondido a una propuesta de Juventudes Socialistas, que así lo solicitó en una enmienda. De esta manera, en las primarias abiertas podrá votar cualquier ciudadano de más de 16 años, mientras que los militantes de la organización juvenil podrán hacerlo desde los 14 años, que es cuando se les permite afiliarse.

 

Esto se debe a que al censo para las primarias abiertas se sumarán automáticamente los militantes del PSOE, del PSC y de JSE. Del resultado de esta suma se extrae que los aspirantes a presentarse deberán reunir un mínimo de entre 12.000 y 13.000 avales, que es aproximadamente el 5% del total de militantes de los dos partidos hermanos y la organización juvenil.

 

ENTRE UNO Y DOS EUROS

 

Según han explicado estas fuentes, en la comisión sobre modelo de partido de la Conferencia se ha decidido que, cuando se convoquen las primarias, lo primero será abrir un plazo para la presentación de candidaturas y la suma de avales que permitan presentarse. Después, se abrirá y cerrará un plazo para que los ciudadanos que quieran participar en esta votación se inscriban en un censo y paguen entre uno y dos euros.

 

Esta cuestión ha suscitado debate en la comisión, ya que se habían presentado algunas enmiendas que se oponían a este censo y pedían que se permitiera inscribirse, pagar y votar el mismo día de la celebración de las primarias, tal y como se hizo en Francia e Italia, por ejemplo.

 

Finalmente, se ha decidido que se abrirán estos plazos, aunque no se ha fijado todavía por cuánto tiempo será y se ha dejado para el reglamento que deberá aprobar un Comité Federal. Este órgano será el que también tendrá que decidir dónde se fija el máximo de avales que un candidato a las primarias puede acumular.

 

Según han indicado las fuentes, existe consenso en que se tendrá que poner también un límite por arriba, para que un sólo candidato no se haga con tal número de apoyos que impida a otros presentarse, aunque ha habido diferentes opiniones y no ha habido consenso acerca de qué porcentaje se debe fijar.

 

UNA O DOS VUELTAS

 

También ha habido debate sobre el número de vueltas en que tienen que celebrarse las primarias. Según fuentes de la dirección, el "sentimiento general" del partido es que si se rebajan los avales hay que hacerlas a una sola vuelta, pero no hay unanimidad al respecto y tampoco se ha tomado una decisión firme.

 

Fuentes conocedoras de los debates de la comisión han explicado a Europa Press que la postura de la dirección es hacerlas a una vuelta, una posibilidad a la que se han opuesto algunos participantes, entre ellos el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

 

Según estas fuentes, el líder de los socialistas extremeños ha planteado que se hagan a dos vueltas si hay más de dos candidatos y ninguno obtiene en una primera votación un mínimo de apoyos, que podría establecerse en un 40%. Otros 'barones' comparten esta opinión y creen que es de "sentido común".

 

Otros presentes en la comisión han explicado que las dudas surgen cuando además se ha decidido abrir más el proceso, rebajando el número de avales, que puede conducir a que se presente un abanico más amplio de candidatos. De esta manera, han avisado, podría darse la circunstancia de que el candidato ganador lo fuera con sólo un 20% de los votos, lo que le restaría legitimidad: el PSOE estaría presentado a las elecciones generales no apoyado por el 80% de los participantes en las primarias.

 

Por lo demás, el texto resultante de la comisión de este sábado, en lo que se refiere a las primarias, es el mismo que el de la ponencia marco inicial. Así, se mantiene que en las elecciones generales habrá primarias abiertas, que sólo votarán los militantes para los comicios municipales y que en las autonómicas, será decisión de las Ejecutivas regionales.

 

La cuestión de las primarias autonómicas ha suscitado debate, pero la dirección ha constatado que es "difícil" hacer "una norma homogénea" para todos los territorios" y ha optado por mantener la posibilidad tal y como apuntó ya el Congreso de Sevilla.

 

RECHAZO "APLASTANTE" A LAS ENMIENDAS SOBRE FECHAS

 

Además, como se preveía, tampoco ha prosperado ninguna de las enmiendas que pedían fijar la fecha de las primarias para las próximas elecciones generales. Según fuentes socialistas, se han rechazado por una "aplastante mayoría" todas las peticiones de que se fijara una fecha.

 

Entre ellas, había una decena que pedían que se celebraran en el primer semestre de 2014, enviadas por Toledo, Madrid, Cáceres, Palencia, Foro Ético o Izquierda Socialista, entre otros.

 

De esta manera, se ha mantenido la decisión de que será un Comité Federal el que marque el calendario, un compromiso que el secretario de Organización, Óscar López, reiteró en una reunión con varios de sus homólogos en las federaciones territoriales un día antes de que comenzara la Conferencia Política.

 

Por lo que se refiere a la posibilidad de elegir al secretario general del partido con el voto directo de los militantes, un cambio que rechazó el Congreso de Sevilla pero que se ha vuelto a plantear, tampoco ha habido una decisión firme.

 

La Ejecutiva cada vez es más favorable a este sistema de elección, pero considera que todavía hay muchas dudas, el debate no está maduro y debe seguir perfilándose, de manera que tampoco saldrá una decisión firme de este cónclave.