El PSOE en la Diputación de Valladolid exigirá que la Junta mantenga su aportación económica a las Aulas Mentor

El Grupo Socialista presentará una proposición para exigir que mantenga la aportación económica a dichas Aulas.

 En la provincia de Valladolid, estos nuevos recortes afectan a las Aulas Mentor de los municipios de La Cistérniga, Íscar, Laguna de Duero, Medina de Rioseco, Medina del Campo, Nava del Rey, Olmedo, Peñafiel, Serrada, Tordesillas y Tudela de Duero, que tendrían que aumentar la aportación económica en 227 euros por alumno, un total que oscilaría entre 20.000 y 30.000 euros por municipio.

 

El Director General de Formación Profesional de la Junta comunicó el pasado 13 de junio a través de un escrito a los ayuntamientos de la provincia de Valladolid que "por razones presupuestarias y de racionalización del gasto público, a partir del mes de agosto, la Consejería de Educación dejará de gestionar y de abonar las certificaciones de costes tutoriales del Aula Mentor".

 

Las Aulas Mentor son una iniciativa de formación abierta, flexible que se realiza a través de internet y que está dirigida a personas que deseen ampliar sus competencias personales y profesionales.

 

La formación se apoya en el funcionamiento de dos infraestructuras: las aulas Mentor, con equipamiento informático conectado a la red Internet para el seguimiento de los cursos y las mesas de trabajo, entornos virtuales de estudio y comunicación, alojadas en el servidor Mentor para tutores y alumnos.

 

Los cursos están destinados a jóvenes y adultos interesados en actualizarse desde el punto de vista laboral y personal, con independencia de su titulación y nivel de estudios. Son certificados por el MEC y las Comunidades Autónomas, tras la superación de un examen presencial que garantiza el nivel de conocimientos adquiridos.

 

Este proyecto educativo se inició en 1991 y fue promovido por el Ministerio de Educación y Cultura en colaboración con las comunidades autónomas, ayuntamientos e instituciones privadas. En su puesta en marcha participaron el Ministerio de Educación y Cultura, las direcciones provinciales de Educación de Ávila, Palencia y Valladolid, la Diputación Provincial de Valladolid y los ayuntamientos de las 18 localidades donde se implantaron las aulas Mentor. Los primeros cursos se pusieron en marcha en 1993.

 

Este recorte ha generado el malestar entre los alcaldes de los municipios afectados que ya han remitido escritos en los que se manifiestan el desacuerdo con la medida, al entender que la educación es una competencia autonómica y, por lo tanto, las Aulas Mentor son competencia autonómica.

 

El PSOE considera que se trata de un acto de total deslealtad de la Junta de Castilla y León con los ayuntamientos y las diputaciones afectadas, que ven cómo el Gobierno autonómico se descuelga de un servicio que se presta confinanciado, provocando que la carga de tres administraciones la soporten solo dos en un momento en el que todas las administraciones tienen los presupuestos muy limitados y difícilmente modificables.

 

"Es un auténtico acto de deslealtad institucional por parte de la Junta de Castilla y León, que abandona el tren a mitad de trayecto y deja la responsabilidad a los ayuntamientos de suplementar económicamente su parte o tener que cerrar las aulas", ha declarado el portavoz del Grupo socialista en la Diputación, Juan José Zancada.