El PSOE dice que los impuestos subieron un 25% mientras que las inversiones cayeron un 45% en 2013

Pedro Herrero, concejal socialista, junto a Óscar Puente, presidente del PSOE en Valladolid.FÁTIMA GUTIÉRREZ

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Valladolid explica cómo la "fórmula mágica" del PP para salir de la crisis no es otra que "recaudar más e invertir menos". En el ejercicio de 2013 confirman que sólo uno de cada 50 eruos recaudados fue invertido en crecimiento de bienes y servicios municipales. 

El grupo socialista de Valladolid ha confirmado este jueves que el Gobierno municipal invirtió sólo uno de cada 50 euros recaudados en la ciudad en el año 2013. A pesar de que el ingreso ha aumentado un 25 % en los dos últimos años, según confirman desde el PSOE “el contraste entre recaudación e inversión ha sido pésimo”.

 

Óscar Puente, presidente del PSOE en la ciudad, ha explicado que “por un lado se habla de recuperación económica y por otro los hechos dicen que las cifras de inversión son pírricas para una ciudad como es Valladolid”.

 

“Los ingresos tributarios del Ayuntamiento (impuestos, tasas, precios públicos y multas) superaron los 155 millones de euros en 2013, mientras que las inversiones apenas han superado los 3,2 millones”, confirman desde la sede.

 

El concejal socialista, Pedro Herrero, asegura que “la fórmula mágica que el Partido Popular aseguró tener para salir de la crisis económica y crear empleo no era otra que recaudar más e invertir menos”. Por eso han querido distinguir los gastos que el equipo de gobierno incluye dentro del capítulo presupuestario de inversiones de lo que realmente consideran inversiones.

 

Los socialistas aseguran que “sólo pueden considerarse verdaderas inversiones aquellas que amplían los bienes y servicios municipales y generan, directa o indirectamente, empleo o consumo. Y por tanto, el resto serían gastos de otra índole, como la revisión del PGOU, el cuidado de parques y jardines o el mantenimiento de las calles”.

 

No comprenden cómo, dos años después, un Ayuntamiento “supuestamente saneado” como el de Valladolid, recauda un 25% más e invierte un 45% menos, lo cual supone “un fraude electoral”.  

 

El PSOE también explicado que “con este tema no se puede hacer demagogia, cuando el desempleo en la ciudad ha aumentado un 19% desde las pasadas elecciones”. 

Noticias relacionadas