El PSOE detalla que su propuesta de reforma constitucional acaba con las listas abiertas del Senado

Soraya Sáenz De Santamaría Y Ramón Jáuregui
Jáuregui cree que la renovación del modelo debe hacerse desde la política y en el Parlamento, sin caer en "extremismos"


MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El PSOE ha detallado que su propuesta de reformar la Constitución incluiría una transformación del Senado para acabar con las listas abiertas que ahora permiten a los ciudadanos elegir candidatos de distintos partidos y para convertir a la Cámara Alta en una institución que represente a los Gobiernos autonómicos en lugar de a la soberanía nacional.

Así lo ha explicado el portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jáuregui, en el curso de una jornada sobre "Los valores de la Transición en tiempos de crisis" celebrada este lunes en la Cámara Baja.

Jáuregui, a quien Alfredo Pérez Rubalcaba encargó documentos de trabajo para preparar la revisión de la Carta Magna, considera que uno de los ejes de esa reforma es el territorial e incluiría tanto el avance hacia un modelo federal como la transformación del Senado.

En concreto, los planes del PSOE pasarían por eliminar al Senado como representación de la soberanía nacional, que actualmente se sustancia en 208 senadores elegidos en listas abiertas en los comicios generales, para convertirlo en una Cámara de representación territorial y de los gobiernos autonómicos, donde llegarían aquellos que fueran propuestos por las comunidades autónomas.

LISTAS DESBLOQUEADAS PERO SIN TACHAR NOMBRES

Ha avanzado también la necesidad de reformar la Ley Electoral ara dar más poder s los ciudadanos mediante listas desbloqueadas que permitan al elector hacer prevalecer unos candidatos sobre otros, pero ha desechado la idea de tachar nombres porque, aunque admite que "en España apetece hacer", no existe en ningún sistema electoral.

A su juicio, la proporcionalidad del sistema electoral español sólo necesitaría mejoras relativas pues tal como está "es bastante estable" y garantiza que ninguna formación se ve perjudicada a partir de un respaldo mínimo 8 por ciento de votos. Ha puesto como Ejemplo la Izquierda Unida de Julio Anguita, que llegó a obtener 21 diputados con el mismo sistema.

Eso sí, aboga por extender las elecciones primarias para designar candidatos a Alcaldía, Presidencia de Comunidad y Presidencia del Gobierno, permitiendo la participación de simpatizantes. Jáuregui duda que haya que obligar a los partidos a someterse a ese régimen, pero ha destacado que el PSOE las va a poner en practica.

Dentro del capítulo de reformas sobre partidos políticos, ha defendido la supresión de las donaciones privadas, que a su juicio, "generan corrupción". En este sentido, ha remarcado que PNV, CiU y PP obtienen diez veces más dinero que el PSOE por esta vía, lo cual es una diferencia "desproporcionada".

La reforma constitucional, según ha añadido, serviría también para ampliar derechos y libertades, y en este campo ha abogado por eliminar por completo la pena de muerte, quitar las referencias al servicios militar y constitucionalizar derechos como la sanidad.

HAY QUE HACERLO AHORA

Para llevar a cabo estas reformas, Jáuregui ha pedido un acuerdo "entre todos", también con los nacionalistas, y ha criticado la doctrina de Mariano Rajoy de esgrimir la crisis económica para ignorar la revisión de la Constitución. "Esto no va a resistir mucho tiempo", ha avisado, aunque admite que "sin el PP no se puede".

Además, ha recomendado "evitar el riesgo de caer en el extremismos" y, aunque asegura ser "muy respetuoso con el grito de la calle", cree que la renovación del sistema sólo puede hacerla la clase política y desde el Parlamento. "Esta puede ser una maravillosa oportunidad de hacer lo que hicimos hace 35 años", ha remachado.