El PSOE denuncia que el Ayuntamiento deberá pagar intereses por el retraso de pagos en varias obras

Hospital del Río Hortega

Los intereses ascenderían a 33.655 € por el retraso en el pago de las obras del túnel de la Avenida de Salamanca y de los accesos al nuevo hospital Río Hortega de Valladolid.

En el Pleno municipal del próximo miércoles día 30 se someterá a votación una modificación presupuestaria (la sexta en lo que va de ejercicio 2014) para hacer frente al pago urgente de 33.655 euros en concepto de intereses de demora que el Ayuntamiento debe pagar a dos empresas por la certificación de sus obras.

 

 

 

La primera de ellas es Ferrovial Agroman S.A., que realizó las obras de urbanización de los accesos al nuevo Hospital Río Hortega en 2009 (24.353 €) y la segunda es la UTE formada por esa misma empresa y por Zarzuela S.A. por la segunda fase de la remodelación de la Avenida de Salamanca en 2010 (9.301 €), que incluía la construcción de un túnel.

 

La modificación presupuestaria, a la que ha tenido acceso el Grupo Municipal Socialista, se plantea con urgencia debido “al temor del equipo de gobierno a recibir un nuevo varapalo judicial”. Así lo acreditan, aseguran los socialistas, los informes técnicos que contiene el expediente, en los que se señala literalmente: “si estos intereses se abonan rápidamente evitaríamos el riesgo de que el juzgado de lo contencioso administrativo, además de atender las pretensiones de la mercantil, nos impusiera costas, causando el correspondiente perjuicio al Ayuntamiento”.

 

El PSOE cree que el hecho de que hayan tenido que ser las empresas las que reclamen judicialmente las cantidades que se les adeudan y que el Ayuntamiento haya hecho caso omiso al pago hasta llegar al extremo de poder ser condenado por la Justicia, demuestra “en qué estado se encuentra el equipo de gobierno” y choca, añaden los socialistas, con el mensaje oficial que proclama el PP de que el Consistorio “paga de forma puntual a empresas y proveedores y que éstos están muy satisfechos”.

 

El Grupo Socialista recuerda que la adjudicación de ambas obras estuvieron en su momento envueltas en la polémica y “parecen seguir estándolo una vez terminadas”, ya que además “endeudaron las arcas públicas de forma innecesaria ya en plena crisis”. En el caso de la Avenida Salamanca se adjudicó la obra al único proyecto, de los doce presentados, que diseñó el túnel a lo largo de la vía y no cruzándola, cuando se había justificado su necesidad en reducir el tiempo de desplazamiento al aeropuerto.

 

En el caso de los accesos del nuevo Hospital Río Hortega, la obra, que se terminó ejecutando con retraso, fue adjudicada inicialmente a otra empresa que obtuvo mejor puntuación, pero de forma inédita, el equipo de gobierno encargó con posterioridad nuevos informes técnicos que consiguieron dar la vuelta al resultado final y que acabaron dando la obra a Ferrovial Agroman.