El PSOE de Valladolid reclama que sea el próximo equipo de Gobierno el que defina el nuevo PGOU

Izquierdo ha reclamado que se evite la aprobación inicial de un nuevo Plan "al borde de unas elecciones municipales".

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Javier Izquierdo, ha propuesto al alcalde, Francisco Javier León de la Riva, que permita al equipo de Gobierno que surja de las Elecciones del próximo mes de mayo definir la revisión del Plan de Ordenación Urbana que se aprobará previsiblemente a finales de mes.

  

Tras asistir a una reunión en la que la concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, ha presentado a los grupos de la oposición el documento para la aprobación inicial del PGOU, Izquierdo ha reclamado que se evite la aprobación inicial de un nuevo Plan "al borde de unas elecciones municipales".

  

Para el edil socialista, la intención del equipo de Gobierno es llevar a cabo una campaña electoral "de maquetas que ocupen espacio en la colección del trastero en la que está la del Valladolid Arena".

  

En cambio, entiende que un nuevo equipo de Gobierno sería "más sensible con la movilidad sostenible y con otras prioridades", y que, además, "pueda estar en manos de alguien que no mantenga la relación tirante y propia de ama y esclavos" que Izquierdo percibe "entre la actual concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, y el equipo redactor  del Plan".

  

Izquierdo pidió, además, que se renuncie a llevar adelante este Plan de Urbanismo en el que considera que "siguen sobrando zonas urbanizables y espacio para viviendas que Valladolid no necesita, y entiende que los planos del nuevo Valladolid que el PP quiere aprobar demuestran que la Concejalía de Urbanismo se ha limitado a resolver la papeleta de algunos empresarios que siguen presionando para mantener sus suelos clasificados como urbanizables en Áreas Homogéneas muy alejadas del casco urbano".

  

El portavoz socialista se ha preguntado "por qué se mantienen estos suelos, cuando la ley permitiría desclasificarlos" y recordado que "la construcción de nuevos barrios tan lejos del centro no supone sino seguir sembrando los alrededores de áreas fantasma con pocos vecinos, pero necesitadas de servicios como transporte, policía o limpieza, que sumarán más gastos al Ayuntamiento, a pesar de la pérdida de población de los últimos años".

  

Además, ha reprochado que la concejal de Urbanismo "no ha ofrecido explicación política alguna acerca del modelo urbano que el Partido Popular tiene en la cabeza".

  

En opinión de Izquierdo, "no tiene sentido empeñarse en votar a favor algo que hipoteca el futuro de la ciudad, en solitario, y prácticamente en tiempo de descuento del mandato municipal, si no es porque la idea del alcalde sea utilizar de alguna manera estas promesas vacías de cara a la campaña".