El PSOE de Valladolid reclama que el próximo año la semana de ferias se inicie más tarde

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid cree que el programa festivo de Valladolid durante esta Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo "da muestras de agotamiento" y que es urgente "buscar alternativas al macrobotellón de Moreras" para los jóvenes.

El presidente del Grupo Socialista, Oscar Puente, entiende que se ha notado un fuerte descenso en la participación de la ciudadanía en los actos festivos, reflejada en la menor afluencia a las casetas de la Feria de Día, a la Feria de Muestras (que ha perdido un 14% de visitantes en relación al año anterior), a los carruseles, a las Casas Regionales, a los conciertos de la Plaza Mayor e, incluso, a las corridas de toros.

  

Esa bajada de afluencia, en opinión del líder del PSOE, no cabe achacarla exclusivamente a la actual situación económica y a los chaparrones que cayeron sobre Valladolid el jueves y el sábado, sino, también, a la disminución en la calidad de algunos de las actividades programadas por el Ayuntamiento, especialmente en lo que atañe a los conciertos celebrados en la Plaza Mayor.

  

Si bien reconoce la aportación de los grupos locales, Puente, a través de un comunicado, cree que los conciertos ofrecidos por los grupos foráneos "no han respondido a las exigencias que deberían rodear al programa festivo que se merece la ciudad de Valladolid".

  

Aún más, en su opinión, en la merma en el número de espectadores de los conciertos en la Plaza Mayor vallisoletana influye también, a su juicio, que las actuaciones estelares dieran comienzo a las 11 de la noche, demasiado tarde para quienes deben madrugar al día siguiente.

  

También dentro del ámbito musical, el Grupo Municipal Socialista considera que el equipo de Gobierno municipal ha estado completamente desacertado al no conceder autorización a hosteleros de la Plaza de Cantarranas para programar conciertos musicales a la hora del vermú sufragados por ellos mismos y considera incomprensible que se haya obligado a la policía municipal a interrumpir y paralizar otras actuaciones callejeras que sí tenían permiso.

 

EL MACROBOTELLÓN DE MORERAS

  

Por otro lado, a la hora de hacer valoración de las Fiestas de Valladolid de 2013, Puente no pasa por alto el macrobotellón de Moreras, problema que se repite año tras año y que el Ayuntamiento debe abordar, afirma, "más allá de cerrar los ojos, lavarse las manos y achacar la responsabilidad a las familias de los jóvenes".

  

Puente considera que "puesto que es inevitable que los más jóvenes se reúnan en esa zona en torno a la playa, que surgió de forma espontánea, pero ya se ha convertido en su lugar de encuentro anual, el Ayuntamiento debería plantearse su vigilancia y la organización de actividades de ocio y música en ese espacio que no limiten el encuentro de la juventud al consumo de bebidas y sirvan para que adolescentes y jóvenes encuentren su ámbito de participación dentro del programa festivo".

  

Como aspecto positivo de las fiestas, el Grupo Municipal Socialista reconoce que ha sido un acierto celebrar el pregón en jornada matinal, porque a pesar de que acudió menos gente que en años precedentes, quienes asistieron pudieron escucharlo perfectamente, y propone que, en futuras ediciones, se organice un concierto u otro tipo de actividad que sirva para redondear el pregón y contribuya a que las fiestas arranquen con fuerza.

  

En una visión de conjunto parece que, a tenor de la disminución de la asistencia de ciudadanos a las actividades, el programa festivo "da algunas muestras de agotamiento y debe ser revisado para evitar que en futuras ediciones nos encontremos con esa sensación de que las fiestas de Valladolid han sido bastante planas, con falta de innovación y con una continuidad absoluta respecto a años anteriores".

  

Para la edición de las Fiestas del año próximo los socialistas reclaman, en primer lugar, aplazar su inicio una semana, es decir, que empiecen más tarde, por cuanto la temprana celebración de las de 2013 ha supuesto que a la ciudad le haya costado entrar en ambiente festivo.

  

Por último, el Grupo Municipal Socialista quiere agradecer el trabajo de todas aquellas personas que han trabajado duramente para que los vallisoletanos y quienes han visitado la ciudad estos días pudieran disfrutar de las Fiestas, y de manera especial, como cada año, la labor de los trabajadores del Servicio de Limpieza y de la Policía Municipal.