El PSOE de Valladolid pide al Gobierno municipal un nuevo Plan sobre drogas para "combatir" el botellón

Ante la proximidad del comienzo de la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo en Valladolid, así el Grupo Municipal Socialista ha reclamado al Ayuntamiento el desarrollo de un nuevo Plan sobre Drogas para combatir el botellón juvenil que, a su juicio, en los últimos años ha estado "totalmente fuera de control" los días del pregón de inicio de las fiestas.

   

En un comunicado recogido por Europa Press, el PSOE de Valladolid ha reclamado un mayor control para la bebida en las calles, ya que se acerca el inicio de las fiestas con el pregón que se celebrará en esta ocasión el sábado 31 de agosto.

 

El PSOE ha recordado que en el año 2009 el Ayuntamiento aprobó una ordenanza que prohibía la ingesta de alcohol en la vía pública, pero en su opinión con el tiempo "se ha comprobado que, tal y como se advirtió en aquel momento, la regulación, dirigida básicamente a la prevención de venta y entrega de bebidas alcohólicas a menores y de carácter fundamentalmente sancionador, se ha demostrado insuficiente".

 

La ordenanza municipal "no ha logrado acabar con el problema, puesto que son una veintena, al menos, los focos identificados claramente en Valladolid capital en los que se bebe alcohol de forma masiva y al aire libre, y en los que participan, además, menores de edad, a los que hay que sumar otros encuentros ocasionales, convocados a través de las redes sociales, de los que nadie se responsabiliza".

 

El PSOE ha recurrido a datos de la Encuesta Estatal sobre uso de drogas en estudiantes, que advierte de que edad de la primera ingesta de alcohol entre los jóvenes es paulatinamente más temprana, con una media establecida en los 16 años, tras un primer coqueteo a los 13, mientras que un 75 por ciento de los estudiantes entre 14 y 18 años confiesa haberlo probado.

 

Se trata, en opinión de la concejala socialista Asunción Barrios, de "un problema serio, que, "según advierte la Organización Mundial de la Salud, puede producir alteraciones tanto orgánicas como del desarrollo psicológico y neurocognitivo  e incluso ser factor de riesgo para el desarrollo posterior de abuso o dependencia del alcohol", especialmente, cuando  el consumo se produce en "atracones o  binge drinking".

 

Barrios entiende que la solución ha de buscarse de forma conjunta y coordinada, con medidas transversales que incluyan las educativas y culturales y atañan a la familia, los medios de comunicación, la escuela, y también a las Administraciones Públicas.

 

De este modo, el PSOE ha instado al equipo de gobierno a que amplíe las medidas para combatir el botellón a otras que no sean sólo de carácter policial, y "se haga un esfuerzo mucho mayor en campañas de carácter preventivo y en programar un ocio alternativo para los jóvenes".

 

Por todo ello, Barrios ha pedido a la Concejalía de Acción Social la elaboración de un nuevo Plan Municipal de Drogas, el último de los cuales tenía fecha de fin en 2010 en cuyo proceso de elaboración se "dé voz a todos los sectores afectados", mediante un encuentro con jóvenes, hosteleros, peñas, vecinos y comerciantes para trabajar en el medio y largo plazo y darle una "solución real y definitiva".