El PSOE de Valladolid pide a concejales del PP y De la Riva los móviles y la agenda de alcaldía

El ex alcalde, Javier León de la Riva, atiende una llamada de teléfono.

Sólo tres concejales del anterior equipo de gobierno han devuelto los terminales al cesar en sus cargos. 

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha denunciado que tres meses después de la salida del gobierno municipal del equipo de Javier León de la Riva, ni el propio exalcalde ni cuatro de sus concejales han devuelto los teléfonos móviles del Ayuntamiento que utilizaban para el ejercicio de sus cargos.

 

Por tanto, sólo tres de los ediles del anterior equipo de gobierno del PP habrían procedido a la entrega de los terminales al finalizar el mandato el pasado mes de junio. Estos fueron Manuel Sánchez (exconcejal de Seguridad y Movilidad), Domi Fernández (Participación Ciudadana) y Cristina Vidal (Urbanismo).

 

El Grupo Municipal Socialista señala que, según estos datos, cuatro de los concejales que tuvieron responsabilidades de gobierno con León de la Riva y, que ahora siguen formando parte del Grupo Municipal Popular en la oposición, no devolvieron esos teléfonos. Este es el caso de la anterior teniente de alcalde y exresponsable del área de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, del exconcejal de Hacienda y Función Pública, Alfredo Blanco, de la exconcejala de Bienestar Social y Familia, Rosa Hernández, y del exconcejal de Desarrollo Sostenible y portavoz del Grupo Jesús Enríquez, quien optó por quedarse el terminal alegando haber abonado una reparación.

 

LA AGENDA DEL EX ALCALDE

 

Además, el PSOE municipal asegura que nada más producirse el cambio de gobierno municipal solicitó acceso a la agenda institucional del anterior alcalde, Javier León. Sin embargo, la respuesta que se emitió a su petición desde el área de Alcaldía es que dicha agenda “no existía”.

 

Ante esta realidad, el Grupo Socialista pide una explicación y, recuerda que “la agenda oficial de un alcalde no es personal, sino institucional”.

 

El portavoz socialista, Pedro Herrero, señala que “la elegancia ha brillado por su ausencia en el traspaso de poderes” y lamenta que no quede otro remedio que tener que hacer la comparación con lo sucedido en 1995. En aquella ocasión, recuerda Herrero, el nuevo alcalde León de la Riva mandó a la Policía Municipal al domicilio del entonces exjefe de gabinete del alcalde Tomás Rodríguez Bolaños, Leandro Martín Puertas (al que relevó el actual portavoz popular Jesús Enriquez), para exigirle la entrega de un teléfono que como se comprobó después, había sido devuelto el mismo día en que abandonó el cargo.