El PSOE de Valladolid llevará al Pleno la "carencia de dotaciones públicas" en los barios del casco histórico

Óscar Puente, presidente del PSOE Valladolid. JUAN POSTIGO

Reclama un plan para buscar un uso a los edificios públicos que quedarán vacíos en el centro de la ciudad, como la sede de Hacienda.

El Grupo Municipal Socialista llevará al Pleno municipal del próximo 30 de julio una moción en la que reclamará al Ayuntamiento diversas actuaciones ante la "carencia de dotaciones públicas" en los barrios del casco histórico, como especialmente San Andrés y Caño Argales.

 

El presidente del Grupo Municipal, Óscar Puente, acompañado por varios concejales como Luis Vélez y José Ignacio Herrán han visitado este barrio junto a representantes de la Asociación de Vecinos, como la exedil socialista Carmen González, quien ha recalcado que no disponen de "centro de mayores, guarderías" y ni siquiera de un local para la propia organización vecinal.

 

Puente ha subrayado que en una zona de la ciudad en la que viven 36.000 personas -15.000 en San Andrés y Caño Argales- y el 30 por ciento de la población tiene más de 65 años no se atienda convenientemente a esa franja de edad. Pero ha considerado que tampoco se presta atención a los menores edad, pues no existen centros de educación infantil, ni a los jóvenes, con carencias de alternativas de ocio el deporte.

 

Asimismo, ha considerado "insuficientes" para las necesidades de los ciudadanos las condiciones del único Centro Cívico de la zona, ubicado junto al mercado de El Campillo.

 

El representante socialista ha recalcado que el Partido Popular mantiene el centro de la ciudad "como el salón de su casa", con actuaciones para "adecentar" y mantener una buena imagen, pero ha subrayado que en realidad debería ser "el motor y el corazón de la ciudad".

 

Por ello, el Grupo Municipal Socialista reclamará al equipo de gobierno que se comprometa a solucionar esas carencias en cuanto a los equipamientos con los que debería contar esta zona de la ciudad.

 

La moción socialista también pone énfasis en las consecuencias que puede tener para la vida en el centro de la ciudad, especialmente para la economía, el comercio y la hostelería, el abandono de sus sedes en el Casco Histórico de diversos organismos públicos. Se estima en 4.000 el número de trabajadores y trabajadoras de esos organismos cuyo centro de trabajo se ha trasladado ya fuera del centro de la ciudad, caso del personal del antiguo hospital Río Hortega, o lo hará próximamente, como ocurrirá con los empleados públicos de la Agencia Tributaria, de la Seguridad Social y de los Juzgados.

 

Ante esta situación los socialistas proponen que el Ayuntamiento, contando con los Grupos Municipales y los agentes sociales y económicos de la ciudad, elabore un Plan destinado a buscar un uso racional a los edificios que queden vacíos tras la marcha de esos organismos.

 

A esa sensación de "creciente decadencia" del Casco Histórico contribuye también el hecho de que existan en el centro de Valladolid numerosos solares vacíos desde hace años, muchos edificios declarados en ruina y otros que actualmente no se usan, como el de la Electra en el Paseo de Isabel la Católica, de Telefónica en la calle Duque de la Victoria o el Colegio El Salvador en la plaza de San Pablo. A lo que hay que sumar también el incierto destino del edificio del antiguo hospital Río Hortega.

 

MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS PRIVADOS

 

Los socialistas consideran que el Ayuntamiento de Valladolid debe ser "inflexible" con el deber de mantenimiento y conservación de los edificios del Casco Histórico, a lo que Carmen González ha añadido la posibilidad de que las constructoras que, en muchos casos, poseen estos inmuebles deberían actuar con rehabilitaciones antes de recibir licencias para construir nuevas viviendas.

 

Otra batería de propuestas que incluye la moción socialista está relacionada con la movilidad. Por lo que se refiere a los aparcamientos subterráneos consideran que debe descartarse definitivamente la construcción del parking de La Antigua y que debe convertirse en aparcamiento de residentes el de Portugalete.

 

Asimismo, ha reclamado que se reabra de inmediato el aparcamiento situado bajo el mercado de El Campillo y que se aborde el desplazamiento de los accesos al de Plaza Mayor fuera de ésta. Plantean también la necesidad de incrementar las peatonalizaciones en calles del Casco Histórico y de establecer calles de uso restringido para el transporte público, residentes, bicicletas y vehículos de mercancías.

 

En este sentido, la representante vecinal ha avisado de que las personas mayores del barrio de San Andrés-Caño Argales se encuentran en muchos casos elementos de terrazas que "se comen las calles semipeatonales".

 

La moción socialista incorpora también otras reivindicaciones de la única asociación vecinal que desarrolla su trabajo en el ámbito del Casco Histórico, la Asociación de Vecinos. Entre ellas destacan la petición de la renovación de aceras y calzadas en la calle Loza y la calle Estación, la reposición de árboles que se han eliminado en la plaza de San Andrés y que se actúe en la plaza del Caño Argales, recuperando y dotando de actividad al histórico quiosco ubicado en la plaza e instalando juegos infantiles.