El PSOE de Valladolid cifra en un 90% el incremento de recaudación por tasas y multas en 2014

BORIS GARCÍA

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha cifrado en 17 millones el incremento de la recaudación por tasas y multas en el pasado año 2014, lo que supone un 90 por ciento más que hace dos años, en 2012.

En un comunicado recogido por Europa Press, el PSOE pronostica un "récord de recaudación" en el capítulo de tasas, precios públicos y multas a falta de conocer la liquidación definitiva de las cuentas municipales del ejercicio 2014 y augura que a finales de 2014 los ingresos del presupuesto municipal superarán los 36,8 los millones de 2013 para alcanzar los 37,6 millones.

 

Este incremento supondría, según el PSOE, un 25 por ciento más de lo presupuestado inicialmente por el propio equipo de Gobierno "y nada menos que un 90 por ciento más que hace dos años", ya que en 2012 se recaudaron por este concepto 19,9 millones.

 

Tras recordar que en ese incremento se contempla la tasa de basuras, los socialistas se han referido a la recaudación de ingresos municipales por impuestos directos que, auguran, superarán los 111 millones en la liquidación, es decir, un 21 por ciento desde el año 2011.

 

La oposición socialista ha destacado también el incremento en la recaudación del principal tributo municipal, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que habría dejado el año pasado más de 72 millones de en las arcas municipales frente a los casi 59 de 2011, "lo que supone un incremento del 23 por ciento en sólo tres años de plena crisis".

 

"Un aspecto sobre el que el PSOE quiere llamar la atención es el del aumento de los ingresos derivados por los recargos de apremio y por los intereses de demora, es decir, por la cantidad extra que el Ayuntamiento cobra a los vecinos cuando no pagan en plazo: es un fiel medidor de cómo está la economía real en el bolsillo de los ciudadanos, que nada tiene que ver con esa recuperación de la que habla el PP", han criticado.

 

Los 1,4 millones recaudados por recargos de apremio al acabar 2014 suponen un 30 por ciento más que un año atrás, al igual que ocurre con los intereses de demora, que también han pasado de 203.000 euros a 481.000 en un solo año, es decir un 137 por ciento más.

 

El Grupo Socialista cree que estos datos son "lo suficientemente contundentes como para reprochar al equipo de Gobierno del PP su discurso en materia tributaria". "Los que dicen que no exigen más esfuerzo fiscal al contribuyente y hacen justo lo contrario, deben una explicación, empezando por sus propios votantes", señalan.

Noticias relacionadas