El PSOE advierte de "colas interminables" y retrasos en el transporte de los trabajadores de Konecta

El presidente del Grupo Socialista, Óscar Puente, ha aseverado que siente "vergüenza ajena ante esta lamentable imagen de absoluta desidia".

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este jueves que durante la primera semana en la que se ha incorporado "el grueso" de los trabajadores del telecentro de Konecta en el polígono de San Cristóbal de la ciudad se han podido ver "colas interminables" para utilizar los autobuses a la salida de los principales turnos, así como empleados que se han tenido que incorporar tarde a sus puestos de trabajo.

 

Según han defendido fuentes del PSOE en un comunicado, la situación durante esta primera semana ha sido "un auténtico caos", por lo que han insistido en reclamar al Ayuntamiento algún tipo de solución para el transporte de los "1.500" trabajadores de Konecta.

 

Durante esta semana estaba previsto que se incorporara a los edificios situados en el polígono de San Cristóbal el grueso de los empleados trasladados desde Golden Line en el Parque Tecnológico de Boecillo tras el acuerdo de subrogación entre ambas empresas.

 

Según el PSOE, estos días se han podido ver "colas interminables para subir al autobús en la salida masiva de trabajadores de los turnos más numerosos, faltas de asistencia por incorporarse tarde a sus puestos de trabajo y negativa de los conductores de Auvasa a superar el número máximo de viajeros en sus vehículos".

 

Para los socialistas, las frecuencias de la línea 9 de Auvasa se demuestran "absolutamente insuficientes para absorber al total de teleoperadores", algo que había advertido el Grupo en los dos últimos plenos municipales, con sendas mociones que, como han recordado, fueron rechazadas por el Partido Popular.

 

Mientras tanto, han añadido que el aparcamiento de los vehículos particulares en los que buena parte de los trabajadores se ven obligados a acceder a los tres edificios, situados en las calles Oro -el mayor de ellos y que más trabajadores alberga- y Plata -otros dos bloques- del Polígono "se ha convertido en tarea casi imposible, puesto que la zona está saturada".

 

El presidente del Grupo Socialista, Óscar Puente, ha aseverado que siente "vergüenza ajena" ante esta "lamentable imagen" de "absoluta desidia" que dan, a su juicio, "empresa, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid", ya que la administración autonómica mantenía junto a una empresa privada de transporte una línea que garantizaba el desplazamiento a las instalaciones de Golden Line en Boecillo.