El PSOE acusa al Ayuntamiento de Valladolid de "especular" con las escuelas infantiles por la subida de precios

El grupo municipal socialista dice que se han incrementado los precios en los últimos tres años entre un 11 y un 25 por ciento.

El Grupo Municipal Socialista ha acusado al Ayuntamiento de Valladolid de especular con las escuelas infantiles cuyos precios han asegurado que se han incrementado en los últimos tres años entre un 11 y un 25 por ciento, mientras en la adjudicación del servicio a las empresas que lo prestan el Consistorio se ha ahorrado más de un 20 por ciento desde que comenzó la crisis.

  

En la Comisión de Hacienda reunida esta semana pasada, el Partido Popular "se quedó solo votando el mantenimiento de los precios para el próximo curso", lo que da "idea", afirman los socialistas, de cómo entiende el equipo de Gobierno este servicio público, que gestiona, "en lugar de en beneficio de los ciudadanos, en clave de beneficio municipal".

  

El PSOE, en un comunicado recogido por Europa Press, ha señalado que la diferencia entre lo que el Ayuntamiento gasta en mantener el servicio y los ingresos que obtiene con los precios públicos que pagan las familias demuestra que el equipo de gobierno "trata de arañar dinero de donde sea, incluso de un servicio social como este, que debería estar pensado para beneficiar a las familias más humildes".

  

El concejal socialista Pedro Herrero ha recordado que mientras las nuevas adjudicaciones de contratos a las empresas que gestionan las Escuelas Infantiles municipales han sido a la baja desde que comenzó la crisis, con un recorte de más de un 20 por ciento, el Ayuntamiento espera recaudar en el nuevo curso un 58 por ciento más que en 2008 y pasar de los 700.000 euros de entonces a los 1.109.000 euros de ahora, sin que haya variado el número de plazas (722).

  

A Herrero no le convencen las explicaciones del equipo de Gobierno ni sus criterios, que, ha afirmado, "va modificando cada año según conviene y sin coherencia, primero, para subir los precios, afirmando que hay que adecuarlos al coste del servicio, o a la subida del IPC, y después, para no bajarlos, como en esta ocasión, porque hay que ayudar a las familias".

 

LOS CIUDADANOS ASUMEN EL COSTE

  

Los socialistas han rechazado que el Ayuntamiento "especule" con el coste de los servicios públicos que presta, "especialmente" cuando apenas representan el 0,4 por ciento de los ingresos municipales a lo largo del año y cuando además la ley le obliga a hacerse cargo de ellos cuando no son rentables económicamente, como es el caso, puesto que, de lo contrario, no sería un servicio público.

  

Herrero ha recordado además que la aportación que hace el Ayuntamiento para cubrir lo que no alcanza con los precios públicos que pagan los usuarios, "sale del bolsillo de los contribuyentes".