Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El proyecto europeo Simwood, en el que participa la UVA, promoverá el uso sostenible de los bosques

La Universidad de Valladolid, a través del Instituto de Gestión Forestal Sostenible (UVA-INIA), participa junto a otros 28 socios en un proyecto de investigación europeo denominado 'Simwood' con el que se pretende promover soluciones para el aprovechamiento de la madera de manera sostenible.

Los nuevos enfoques que se extraigan de este proyecto pretenden proporcionar a los propietarios forestales, silvicultores y pymes el acceso a la información y trasladarles una serie de recomendaciones de gestión forestal y las técnicas de aprovechamiento para su región, según ha informado la Institución académica.

 

Los socios del proyecto, procedentes de Alemania, Bélgica, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Irlanda, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y España, investigarán el uso óptimo de los bosques en 14 regiones modelo de la Unión Europea. El Instituto de la UVA será la responsable de la investigación en Castilla y León y de la coordinación de la investigación en selvicultura de todo el proyecto.

 

La gestión del proyecto se realiza a través de la Fundación General de la Universidad de Valladolid y se desarrolla mediante el trabajo conjunto de investigadores tanto de la UVA como del INIA, coordinados por el catedrático de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia, Felipe Bravo, y de investigadores de pymes del sector agroforestal como Agresta y ECM Ingeniería Ambiental, participantes también del proyecto.

 

'Simwood' estudiará las barreras socioeconómicas, técnicas y ecológicas existentes e identificará soluciones para la movilización de la madera y las analizará en relación con los objetos fijados en las 14 regiones modelo del proyecto. Además contará con la ayuda del sistema Moiliser, sistema de información online, que se desarrollará en el marco del proyecto y con él quienes tomen las decisiones en materia de política forestal y científicos en toda Europa serán capaces de evaluar el efecto de los programas nacionales y de la UE para la movilización de la madera y seguir su evolución a nivel regional.

 

La Unión Europea financia el proyecto con cerca de seis millones de euros en un periodo de cuatro años. El coordinador del proyecto es Roland Schreiber del Instituto Bávaro de Ciencias Forestales.

 

Las mismas fuentes estiman que se necesitarán 853 millones de metros cúbicos de madera y 585 millones de metros cúbicos de madera para energía en 2030. La industria de la madera en Europa comprende en la actualidad alrededor de 600.000 empresas como aserraderos y fabricantes de muebles con cuatro a cinco millones de empleados en total y una venta anual de 550 mil millones de euros.