El ‘Protocolo de Aveiro’ suma nuevas adhesiones en el escenario de Valladolid

BORIS GARCÍA

Los ayuntamientos de Burgos, Miranda de Ebro y Villamuriel de Cerrato han firmado el convenio de cohesión en Valladolid, por el cual dichas ciudades se adhieren al ‘Protocolo de Aveiro’.

Este martes 18 de noviembre los Ayuntamientos de Burgos, Miranda de Ebro y Villamuriel de Cerrato han firmado el convenio por el cual se suman al ‘Protocolo de Aveiro’. La finalidad es la de adherirse al Grupo de Interés que se constituyó el pasado mes de julio.

 

La creación de este Grupo de Interés surge de la inquietud de una serie de entidades y organismos que formaban parte de los proyectos Cencyl Ciudades y Cencyl Logística (de Portugal y España). El objetivo es el desarrollo de infraestructuras a su paso por la Península Ibérica para potenciar el crecimiento socio-económico de sus territorios.

 

El Alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, asegura que se trata de “un paso decisivo para consolidar la puerta de entrada y salida de mercancías”. “El interés general favorece el particular”, continúa, “mejorar la competitividad del Corredor y exportar nuevas empresas al resto de Europa, son algunos de nuestros objetivos”.

 

Javier Lacalle, edil de Burgos, sostiene que el ‘Corredor Atlántico’ representa una estrategia que se remonta a los años noventa. “Ahora por fin hay un programa de la UE apropiado que nos afecta directamente a nosotros”. Lacalle ha recordado que el Centro Logístico burgalés es uno de los principales de la comunidad de Castilla y León y “desean contar con la aportación de los fondos europeos”.

 

Miranda de Ebro por su parte se sitúa a sí mismo como el centro ferroviario de Castilla y León  con más de 1.100 trenes diarios. Fernando Crespo, su alcalde, afirma que “ha habido una unanimidad total entre grupos políticos, empresarios y sindicatos” ante la decisión de esta adherencia.

 

La meta de este Grupo de Interés se centra en la elección de buenos proyectos y en conseguir la financiación europea,  que asciende a 26.000 billones de euros. Castilla y León traslada sus proyectos al Gobierno de España que los presentará en 2015 ante Europa.

 

Por último Antonio Silván, consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, sentenció que con estas incorporaciones pretenden “estar juntos, unidos y formar alianzas para ser mejores y competir en Europa por esa financiación”.