El Promesas se reencuentra con la victoria

Un cabezazo de Fran No "in extremis" dejó los puntos en los Anexos, en un igualado duelo ante el Celta B, que jugó en inferioridad la segunda parte.

(1) Real Valladolid B: Julio; Deve, Ramiro, Iván Casado, Brian; Dani Espinar, Anuar (Ayub, min. 46) (Sekou, min. 75); Ángel, Toni, Javi Navas; y Dani Vega (Fran No, min. 71).


(0) R.C. Celta de Vigo B: Óscar Santiago; Kevin, Soto, De Amo (Javi, min. 89), Samu; Borja Domínguez, Jordan; Julio (Goldar, min. 55), Thaylor (Luis Rioja, min. 78), Omar; y Borja Iglesias.

 

Árbitro: Leo Ollo (C.T. Navarro) expulsó al capitán gallego, Soto, por “empujar a un contrario (Ayub) violentamente derribándole, estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado”, en el minuto 53. Además, amonestó a los locales Deve, Toni, Anuar y Ayub, y a los gallegos Borja Domínguez, Goldar, Omar, De Amo y Jordán. El entrenador del Celta B, Javi López, fue expulsado por protestar en el minuto 73.

 

Goles: 1-0, min. 87: Falta lateral que bota Javi Navas y Fran No, en el segundo palo, cabecea de forma inapelable.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 15ª en el Grupo I de Segunda B disputado en los Anexos al Estadio José Zorrilla ante unos 400 espectadores.

Después de cuatro semanas sin ganar, el Real Valladolid B se reencontró con la victoria en un igualado duelo de filiales ante el Celta B (1-0). Precisamente sin jugar su mejor partido, esta vez el filial blanquivioleta sí tuvo ese punto de suerte necesario para vencer que no encontró en otros partidos en los que quizá sí mereció más claramente la victoria y la diosa fortuna le fue esquiva.

 

En el minuto 87, cuando curiosamente más buscaba el Celta B la victoria a pesar de jugar en inferioridad numérica desde el minuto 53 por expulsión de su capitán, Soto, el Promesas cantó bingo en una falta lateral sacada por Javi Navas y perfectamente cabeceada por Fran No, que había entrado en la segunda parte al campo.

 

El gol de Fran No decidió un partido en el que ninguno de los dos equipos consiguió hacerse con las riendas del juego, en el que las defensas se impusieron a los ataques y en el que no hubo ocasiones claras de gol.

 

Ni la expulsión gallega rompió la igualdad que presidió el partido hasta el último momento y que solo saltó por los aires con el tanto de la victoria local.

 

Aprovechando la festividad del próximo lunes 8 de diciembre y a petición del C.D. Marino de Luanco aceptada por la entidad blanquivioleta, el Promesas jugará su próximo partido en el campo asturiano de Miramar, correspondiente a la jornada 16ª en el Grupo I de Segunda B, a partir de las 17,30 horas.