El Príncipe Felipe preside el funeral por el soldado muerto en Afganistán

Príncipe Felipe
Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Borbón presidió en Zaragoza el funeral por el artificiero español fallecido el viernes 11 de enero al hacerle explosión un artefacto en Afganistán. El Príncipe, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, asistió a la ceremonia fúnebre oficiada por el arzobispo general castrense, Juan del Río, en el acuartelamiento 'Sangenis' del Regimiento de Pontoneros de Zaragoza.
MADRID, 13 (EUROPA PRESS)



Don Felipe, que antes de comenzar la ceremonia mostró sus condolencias a los familiares del militar fallecido, le impuso a título póstumo la Cruz al Mérito militar con distintivo rojo. El sargento Fernández murió el viernes en una explosión entre las localidades de Qala-i-Naw y Darra-i-Bun, en el noroeste de Afganistán.

Don Felipe le dio el pésame a la novia, la madre y los cinco hermanos del militar y depositó sobre el féretro cubierto con la bandera de España la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo concedida al sargento a título póstumo.

Los momentos más conmovedores de la ceremonia se produjeron mientras sonaban los acordes de 'La muerte no es el final' y cuando el coronel del regimiento, Antonio Navarro, entregó la condecoración, la bandera española doblada que cubría el féretro y la boina de Pontoneros a la novia y a la madre del militar.

Los restos fueron trasladados a Zaragoza desde Afganistán en un avión T-22 del Ejército del Aire, después de que sus compañeros le despidieran en sendas ceremonias oficiadas en las bases 'Ruy González de Clavijo' de Qala i Now y en la Base Aérea de Apoyo Avanzado de Herat.

La capilla ardiente quedó instalada en el Regimiento de Pontoneros y las exequias e incineración de sus restos se oficiarían en Granada, de donde era natural su familia y donde el militar residió casi toda su vida y donde también será homenajeado por el Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc) del Ejército de Tierra.