Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El primer presidente de la Democracia que no recuerda serlo

Adolfo Suárez pasará a la historia como el hombre que comandó la Transición y el primer presidente de la Democracia tras la dictadura. Un hombre clave de la política nacional al que el Alzheimer ha privado de memoria en los últimos años de su vida. 

Adolfo Suárez nació en 1932 en la localidad de Cebreros. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca, desempeñó varios puestos en la estructura del régimen franquista. En 1969 fue designado director general de Radio Televisión Española, cargo en el que permaneció hasta 1975, año en el que fue nombrado vicesecretario general del Movimiento. El 11 de diciembre pasó a formar parte del gobierno de Carlos Arias Navarro como ministro general del Movimiento.

 

Tras la dimisión de Arias Navarro, el Rey Don Juan Carlos le encargó formar gobierno y fue nombrado presidente del Ejecutivo el 3 de julio de 1976. En 1977 fue ratificado por los ciudadanos como presidente del Gobierno en las primeras elecciones generales que se celebraban en España desde 1936, al frente de la Unión de Centro Democrático.

 

El 10 de abril de 1977 Suárez legalizaba el Partido Comunista de España con Santiago Carrillo como secretario general. Casi dos años después, el 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganaba por segunda vez unas elecciones generales, en el que sería su tercer y último mandato.

 

Ante las divergencias en el seno de su partido, el terrorismo de todo signo y la moción de censura presentada por el PSOE en 1980, el 29 de enero de 1981 presentó su dimisión. Ese mismo año recibió de manos del Rey el titulo de Duque de Suárez.

 

Tras dejar el Gobierno, Suárez dejó la UCD y fundó el Centro Democrático y Social (CDS) que en las elecciones de 1982, que ganó el PSOE con Felipe González al frente, obtuvo solo dos diputados. Suárez participó en las elecciones de 1986 y 1989 con el CDS en las que revalidó su escaño por Madrid.

 

Finalmente, tras un mal resultado en las municipales y autonómicas de 1991 dimitió como presidente del partido y anunció su abandono de la política.

 

En 1996 recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su notable contribución a la Transición española.

 

Hace ocho años su hijo reconoció que Adolfo Suárez no recuerda que fue presidente por culpa de un Alzheimer que ha ido minando poco a poco su salud.