El primer encierro de San Fermín, "peligroso", termina sin heridos por asta de toro

Un toro de Alcurrecén ha sido el protagonista de los últimos metros de la carrera al quedarse prácticamente parado en el tramo del Callejón, a escasos metros del acceso a la Plaza de Toros.

Los toros de la ganadería Alcurrucén han protagonizado un primer encierro de San Fermín peligroso por multitudinario, con un toro castaño que se ha quedado solo y que ha alargado la carrera hasta los cuatro minutos y seis segundos. No hay heridos por asta de toro.

  

Un toro de Alcurrecén ha sido el protagonista de los últimos metros de la carrera al quedarse prácticamente parado en el tramo del Callejón, a escasos metros del acceso a la Plaza de Toros. A pesar de lo peligroso de esta situación, el toro no ha embestido a los mozos y, tras unos segundos, ha sido guiado por mozos y pastores hasta el interior del coso pamplonés.

  

Este primer encierro de los Sanfermines ha sido multitudinario al ser en domingo, con todos los tramos repletos de corredores. A pesar de esta circunstancia, el encierro ha sido limpio.

  

De hecho, cuatro personas han sido trasladadas al Complejo Hospitalario de Pamplona, ninguna herida por asta, según ha informado el Gobierno foral.

  

Con pronóstico reservado han sido evacuados J.C., de 24 años y de Australia, y C.S., de 26 años y de EEUU. Ambos sufren traumatismos. Por su parte, E.S.M., de 36 años y de Pamplona, presenta también un traumatismo y su pronóstico es menos grave. Finalmente, J.B., de 44 años y del Reino Unido, ha sido trasladado con un traumatismo y su pronóstico es leve.

  

Por su parte, Cruz Roja ha realizado 16 atenciones. Según ha informado en un comunicado, la mayoría de las atenciones, un total de 11, han sido curas, seguidas de dos luxaciones y de una atención médica.

  

Además, durante las últimas 24 horas, Cruz Roja ha realizado 114 atenciones en la vía pública y en la unidad de primera atención, en el colegio Vázquez de Mella. Catorce de ellas necesitaron traslados a centros de urgencias.

  

Los seis toros de la ganadería todelana han salido a las 8 horas desde los corrales de Santo Domingo y han enfilado la cuesta con vigor y de forma muy estirada. Tres cabestros conducían al grupo y los astados han completado esta calle a gran velocidad y mirando a los mozos situados a ambos lados de este tramo.

  

Así han llegado también a la Plaza Consistorial y a la calle Mercaderes. Sin embargo, la carrera ha cambiado en los primeros metros de la calle Estafeta, donde la manada que ya llegaba estirada se ha roto. Dos toros se han caído y la carrera ha quedado dividida en distintos grupos, con un astado castaño cerrando el grupo. A pesar de la cantidad de corredores, se han podido ver carreras bonitas delante de las astas.

  

Los momentos de mayor tensión se han vivido con el último toro de los Alcurrucén, un astado que ha llegado trotando, entre los mozos, hasta el tramo del Callejón, donde prácticamente se ha parado. Se ha vuelto en varias ocasiones, despistado, ha mirado a los mozos situados junto al vallado pero en ningún momento ha hecho por embestir.

  

Finalmente, varios mozos y pastores han conseguido que arrancara en dirección hacia la Plaza de Toros. Aunque se ha resistido a entrar en corrales, lo ha hecho guiado por los dobladores.

  

Las reses serán lidiadas esta tarde a las 18,30 horas en la Plaza de Toros de Pamplona por los diestros Antonio Ferrera, Antonio Nazaré y Alberto López Simón.

Noticias relacionadas