El primer derbi de la temporada entre VRAC y El Salvador se decanta del lado chamizo (22-23)

J.L. USEROS

Los queseros pecaron de inocentes con los castigos y El Salvador, por medio de Sam Katz, no perdonó. Casi al final los de Merino pudieron remontar, pero finalmente solo hubo punto bonus.

Ficha técnica:

 

22 - VRAC Quesos Entrepinares: Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Sergio Valverde, Manuel Mora, Ignacio Molina, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Kalo Gavidi, Pablo Gil, Gareth Griffiths, Rodrigo López, Daniel Snee, Ignacio Muller, Marco Lora y Frederic Montagut.


También jugaron: Alberto Pastor, Yannick Pardo, Álvaro Ferrández, Diego Gorosito y Pablo Miejimolle.

 

23 - Hermi El Salvador: Marcial Castro, Maximiliano Vega, Javier Miranda, Álvaro Torres, Víctor Sánchez, Pablo Reneses, Gerardo de la Llana, Joe Mamea, Pelayo Ramos, Sam Katz, Pedro Rodríguez, Thomas Pearce, Carter, Alejandro Sánchez y Óscar Casado.

 

Parciales: 3-0, min.3: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 3-5, min.10: Ensayo de Mamea; 10-5, min.24: Ensayo de Sergio Valverde y transformación de Gareth Griffiths; 10-8, min.30: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-8, min.33: Ensayo de Marco Lora; 15-11 min.38: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-14, min.42: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-17, min.52: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-20, min.64: Transformación de castigo de Sam Katz; 15-23, min.73: Transformación de castigo de Sam Katz; 22-23, min.78: Ensayo de Ignacio Molina y transformación de Gareth Griffiths.

 

Árbitro: Pedro Montoya. Amonestó a Ignacio Molina y Gerardo de la Llana y expulsó a Pablo Miejimolle y Sergio Castro.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la División de Honor de Rugby 2014/2015 disputado en Pepe Rojo ante 2.200 espectadores. 

El duelo fraticida entre Hermi El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares terminó por decantarse hacia el lado chamizo en la primera jornada de Liga con resultado de 22-23, pero si los hechos se desarrollaron así fue por un nomber propio: Sam Katz.

 

En todo caso, y por comenzar desde el principio, tanto El Salvador como VRAC demostraron estar todavía en fase de conjunción de sus nuevas piezas. En un duelo de alta tensión, tocaba que los nuevos dieran su carta de presentación. Para los queseros, dos de ellas ausentes por lesión, mientras que el conjunto colegial se puede decir que mantiene la línea de la temporada pasada. Quizá por eso los de Juan Carlos Pérez estuvieron más ávidos durante el choque, sabiendo leer un partido que se llevaron por pequeños detalles.

 

Y es en estos detalles que se sumaron 18 puntos, 15 de ellos consecutivos, en el momento clave del encuentro, fruto de los castigos que concedió el Quesos y que acertadamente transformó Sam Katz. Con las cosas así, los de Juan Carlos Pérez decidieron tirar de uno de los recursos que casi nunca les fallan: casta y pundonor. Ahí se le fue el partido a un VRAC que en ningún momento se sintió cómodo y que, aún así, se mantuvo con opciones de victoria hasta los minutos finales. Tampoco fue el día en la melé para los de Merino.

 

El choque arrancó con tensión, lesionados y amonestados. Varias tánganas, Molina y de la Llana diez minutos en el banquillo y Max Vega y Steve Barnes doloridos y fuera de combate. Griffiths inauguró el marcador esta temporada en Pepe Rojo (3-0) y Mamea los ensayos (3-5), pero no tardó el VRAC en volver a adelantarse por medio de Sergio Valverde, que posaba el oval en un ensayo de fuerza que dejaría al cántabro mermado hasta el final del partido.

 

Griffiths refrendaba el try (10-5). Katz, que no había introducido el oval entre palos tras los primeros puntos de El Salvador, sí afinaba en el primer castigo cometido por el Quesos. Sería el primero de muchos (10-8). Sin embargo, antes del descanso, un intervalo generado por Gavidi, que asistió a Marco Lora en un espectacular pase, volvía a dar colchón a los de Merino (15-8). Al descanso se llegaría con un ajustado 15-11 después de que Sam Katz volviese a acertar entre palos.

 

Lejos de corregir los errores tras el asueto, el Quesos insistió en sus pecados. Multiplicó por dos los castigos cometidos en la primera parte y Katz no falló ninguno. 12 puntos de forma consecutiva para El Salvador que terminaron siendo la tumba del Entrepinares. (15-23). El reloj no se paraba y el juego continuamente, por lo que los minutos corrían en contra del VRAC. A dos del final, Molina ensayó y Griffiths aseguró el bonus (22-23).

 

El tiempo perdido no se recuperó, pero tiempo es lo que no faltará para que el VRAC Quesos Entrepinares vuelva a su mejor nivel y para que Hermi El Salvador siga creciendo como equipo después de tener que renunciar por obligación a Europa.