El presupuesto del Congreso subirá por primera vez en la crisis, congelando sueldos a diputados y funcionarios

Fachada De La Puerta De Los Leones

La congelación queda a expensas de que el Gobierno y los sindicatos acuerden alguna medida compensatoria para los funcionarios.

El Congreso de los Diputados dispondrá en 2015 de un presupuesto global de 84,24 millones de euros, 275.026,84 euros más que el año anterior, lo que supone el primer aumento de sus recursos desde que estalló la crisis económica. Todo ello con una nueva congelación de sueldos a funcionarios y diputados.


Según el proyecto de presupuesto que la Mesa de la Cámara Baja prevé aprobar el próximo martes, el Congreso gestionará en 2015 un total de 84.243.442,09 euros, frente a los 83.968.415,25 euros de 2014, lo que supone un aumento del 0,32%.

Ese incremento, aunque mínimo, pone fin a seis años de recortes anuales consecutivos, que en 2011 y 2012 llegaron a ser del 6,6 y del 5,2 por ciento, respectivamente, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias. Con la cifra de 2015, el presupuesto de la Cámara habrá acumulado un descenso del 17,91% desde 2009.

Por séptimo año consecutivo (2009-2015), el Congreso congela las retribuciones de los diputados, además del recorte adicional que tuvo lugar en 2010 y que también se aplicó en su día a los funcionarios.

En el Capítulo I (Gastos de Personal), que asciende a 35.574.455 euros, se mantiene la cuantía en las retribuciones resultante de la reducción aprobada en 2010. Asimismo, por cuarto año consecutivo no se realizan aportaciones a planes de pensiones de empleo o contratos de seguro colectivos que incluyan la cobertura de la contingencia de jubilación, que quedaron en suspenso en 2012.

SI HAY CAMBIOS, SE APLICARÁN

No obstante, si en el marco negociador de la Administración General del Estado se acordase algún incremento en las retribuciones o alguna medida "compensatoria" de la congelación (o la supresión la paga extra de diciembre de 2012), se aplicaría también en el ámbito del Congreso de los Diputados.

En este capítulo de gastos de Personal se produce un incremento del 0,30% debido al aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del Congreso, derivado de la aplicación del Real Decreto-Ley 16/1013, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, lo que explica que el Presupuesto total de la Cámara suba un 0,3%.

En cuanto a los gastos corrientes en Bienes y Servicios (Capítulo II), se fija una cifra de 34.720.467 euros, lo que representa un descenso del 0,57% como consecuencia de la reordenación de gastos imputados a este capítulo, que se trasladan al Capítulo VI, debido a los criterios establecidos por el "Código de la clasificación económica de los gastos del Presupuesto del Estado, Organismos Autónomos, Agencias Estatales y otros organismos públicos".

Se crea un Capítulo III (Gastos Financieros), con una cuantía de 5.000 euros, como consecuencia de la exigencia del Banco de España de remuneración de los saldos de las cuentas titularidad de entidades del sector público, motivado por la adopción de la decisión del Banco Central Europeo BCE/2014/23.

El Capítulo IV, Transferencias Corrientes, que asciende a 10.568.210 euros, prevé una dotación de un 2,24% inferior a la del ejercicio anterior debido, principalmente, a la resolución del procedimiento para la adjudicación del contrato de servicios de cafetería y restauración.

Por último, en el Capítulo VI que recoge las Inversiones Reales se prevé una cantidad de 3.375.310 euros donde se han hecho los ajustes necesarios para adaptarse al código de clasificación económica de los gastos del Presupuesto del Estado anteriormente mencionado en el Capítulo II.

CORTES GENERALES

El lunes, las Mesas del Congreso y del Senado aprobarán en reunión conjunta el presupuesto de las Cortes Generales, donde se encuadran los gastos comunes y los recursos económicos de órganos constitucionales como el Defensor del Pueblo o la Junta Electoral Central. Este presupuesto de las Cortes Generales para 2015 asciende a 51.538.876,53 euros, lo que supone un descenso acumulado del 10,013% respecto al año 2009.

El capítulo de Gastos de Personal experimenta una reducción del 4,80% respecto a 2014 y está dotado con 46.002.579 euros. Se mantiene suspensión de la aportación a Fondos de Pensiones, y por sexto año se congelan las retribuciones de los funcionarios tras la reducción efectuada para la adaptación al ámbito parlamentario de aquel decreto ley de mayo de 2010.

Como ocurre en el Congreso "si en el marco negociador de la Administración General del Estado se acordase algún incremento en las retribuciones de su personal o alguna medida compensatoria de la congelación, se aplicaría también en el ámbito de las Cortes Generales", según se ha acordado con los representantes de los trabajadores en la mesa negociadora de las Cortes Generales.

El Capítulo II, de Gastos Corrientes en Bienes y Servicios (2.197.040 euros), presenta una minoración de 1,99%; el Capítulo III se ha dotado con 4.000 euros para adaptarse a la decisión del Banco Central Europeo BCE/2014/23; y el Capítulo IV, de Transferencias Corrientes (3.335.257 euros), experimenta un incremento debido a la modificación de la clasificación económica del gasto público, que incorpora a este capítulo la dotación de "Pensiones a familias" y "Transferencias a familias e instituciones sin ánimo de lucro" anteriormente incluidas en el Capítulo I.