El presupuesto de la entidad pública del agua de Valladolid ascenderá a 14,3 millones en la segunda mitad de 2017

Un momento de la reunión. @AyuntamientoVLL

Se crearán nueve puestos de trabajo temporales, cinco para suplir a empleados de Agbar y cuatro para gestionar el cobro de tarifas.

El Consejo de Administración de la Entidad Pública del Agua de Valladolid ha aprobado inicialmente su presupuesto para los seis primeros meses de funcionamiento -de julio a diciembre de 2017-, que ascenderá a 14,3 millones de euros y deberá aprobarse en el Pleno municipal, pues se incorpora al presupuesto consolidado.

 

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, ha participado este martes en la primera reunión del Consejo de Administración de la Entidad Pública municipal del Agua, en la que se ha acordado la celebración de cuatro sesiones ordinarias a lo largo del año y se ha solicitado a la Junta de Gobierno la contratación urgente del contrato de suministro eléctrico, que se dividirá en varios lotes y que tendrá un coste previsto de 4,3 millones de euros.

 

En la sesión se ha abordado la previsión presupuestaria para 2017, que contará con 14,3 millones de euros para los primeros seis meses de gestión -del 1 de julio al 31 de diciembre-. Este martes se ha dado el primer paso para su aprobación, pero deberá refrendarse en el Pleno municipal, ya que se incorporará al presupuesto municipal consolidado.

 

Para asumir ese presupuesto será necesario, como ya se había apuntado, solicitar un anticipo de crédito, ya que la entidad, hasta que no cobre la primera tarifa, necesitará fondos para contrataciones y para pagar las nóminas de julio. La propuesta de contratación también se llevará para su aprobación al Consejo de Administración.

 

Se ha abordado igualmente el Programa plurianual de actuación para los años 2017 a 2019. La edil ha recordado que uno de los principales objetivos de esta recuperación de la gestión del agua es la asunción de las inversiones que se consideran pendientes de la etapa de gestión del Partido Popular, cifradas en 96 millones de euros, de modo que la entidad invertirá una media de 15 millones al año.

 

"MODULACIÓN DE LAS TARIFAS"

 

Para ello, ha apuntado la concejal de Valladolid Toma la Palabra, se modularán las tarifas del agua en función de la renta, y del consumo -por razones de sostenibilidad-, si bien ha recordado que para los primeros seis meses de este año se congelará la tarifa actual, al tiempo que hay compromiso de que "ninguna familia se vea privada del servicio".

 

En la reunión también se ha abordado la necesidad de contratar a nueve personas, cinco de ellas para suplir las vacantes que dejarán cinco trabajadores vinculados a Agbar, grupo al que pertenece Aguas de Valladolid, que tendrán otro destino, y cuatro más para gestionar el cobro de tarifas.

 

En la sesión también se ha explicado la necesidad de crear varios puestos de trabajo temporales, entre los cuales se incluyen cuatro trabajadores que se dedicarán temporalmente a la gestión del cobro de tarifas, una tarea que actualmente se subcontrata a otra empresa.

 

Además, se contratará a cinco personas para suplir las vacantes de otros tantos empleados que mantienen relación laboral con Aguas de Barcelona (Agbar), grupo al que pertenece la empresa privada que gestiona el agua hasta el próximo 30 de junio, pero que realizan trabajo para el ciclo del agua en Valladolid, por lo que los puestos tienen que seguir existiendo.

 

PUESTO DE GERENTE

 

En el Consejo de Administración se ha definido también la convocatoria para el puesto de gerente, cuyos pliegos saldrán "dentro de muy poquito", según María Sánchez. En ellos, se han rebajado algunos de los criterios de valoración, como la de haber estado al menos cinco años en la gestión del ciclo del agua, que se reduce a un sólo año, si bien se piden al menos cinco en la dirección de empresas y que éstas hayan sido de más de 75 trabajadores.

 

Asimismo, ha apuntado Sánchez, se marca como requisito el régimen de dedicación exclusiva y que el nuevo gerente resida en Valladolid, pues debe "estar pegado a la ciudad".

 

También se ha acordado en la reunión solicitar a la Junta de Gobierno local la contratación urgente del contrato de suministro eléctrico ya que se considera necesario tenerlo cerrado lo antes posible. Según ha precisado Sánchez, tendrá un coste previsto de 4,3 millones de euros y se dividirá en varios lotes, al menos dos de alta tensión y varios más de media.

 

En este sentido, se ha explicado alguna novedad en las normas de contratación, ya que se reducirá a 12.000 euros el límite establecido en el coste de los contratos para que sea necesaria la presentación de al menos tres ofertas, con el fin de abrirlos a un mayor número de empresas.

 

El Consejo de Administración está compuesto con representantes de todos los grupos políticos municipales, técnicos que han trabajado en el proceso, y personas externas como un representante de la Cámara de Comercio, u otro de la Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado, que será sustituido por un miembro de la otra entidad vecinal de la ciudad. Posteriormente, habrá representantes del Comité de Empresa de la entidad pública empresarial, pero por el momento ha recordado que los trabajadores no están subrogados.

 

La Concejalía trabaja ya sobre la propuesta de subrogación planteada el pasado viernes por la representación de los trabajadores. Este proceso se llevará a cabo de acuerdo con la normativa establecido y quedarán en condición de indefinido no fijo.

 

Este órgano se reunirá en cuatro ocasiones al año de manera ordinaria -la próxima se ha establecido para dentro de tres meses-, pero se prevé la celebración de sesiones extraordinarias, que como ha apuntado la concejal, serán habituales en esta primera época pues habrá que aprobar contrataciones.

Noticias relacionadas