El Presidente del Real Valladolid admite que no hay "casi ninguna posibilidad" de que su recurso prospere

El presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez, ha admitido que no hay "casi ninguna posibilidad" de que prospere el recurso interpuesto por el incidente del saque de banda en Mestalla, aunque entiende que la entidad pucelana debía tomar alguna iniciativa ante el "error groserísimo" cometido por el árbitro Hernández Hernández.

En los instantes finales del Valencia-Valladolid, el equipo pucelano disponía de un saque de banda claramente marcado con el brazo por el canario Alejandro José Hernández Hernández, pero el jugador local Joao Pereira decidió sacar con el sorprendente permiso del árbitro. Esa jugada, iniciada junto al córner del Valencia, acabó en el gol de Jonas que ponía el 2-1 final en el marcador.

  

"La decisión altera de manera importante el resultado del partido y eso está tipificado en el artículo 28 del Real Decreto de disciplina deportiva. Entendemos que el partido tiene que reanudarse sacando el Valladolid y jugando los últimos 53 segundos. No tenemos casi ninguna posibilidad por la dinámica del Comité de Competición, pero estamos en nuestro derecho de recurrir un error grosero de dominio público que todo el mundo ha visto", reclamó Suárez ante la prensa en declaraciones recogidas por Europa Press.

  

Curiosamente, Suárez desveló que siente predilección por Hernández Hernández. "Este árbitro personalmente me gusta y se lo he dicho a él en ocasiones anteriores. Creo que puede llegar lejos, lo cual no quiere decir que haya cometido un error groserísimo que nos ha causado un prejuicio. Imagínate que las cosas se tuercen y nos falta un punto para conseguir la permanencia... Está en juego la viabilidad del club y la mía personal. ¿Cómo no voy a recurrir una situación como está?", se preguntó.

  

El mandatario es consciente de que "no hay antecedentes" similares y que eso juega en su contra, pero reclamó que "siempre tiene que haber una primera vez que se sancione" una conducta errónea. En este sentido, espera que en la Federación Española "actúen con la diligencia debida, que no sea un no porque no y que si tienen que decir algo lo razonen".

  

Además, Suárez se refirió a la teoría de que el asistente le dijo por el pinganillo a Hernández Hernández que el saque de banda era favorable al Valencia. "¿El linier se había ido a tallar? Porque lo dice cuando han pasado ocho, nueve, diez segundos. O es que la tecnología, que la utilizamos para lo que queramos, no funciona. Ha sido un error. Si los árbitros no pueden hablar públicamente y corre un rumor... Alguien será porque los rumores no se hacen solos", deslizó.

  

"No se trata de demonizar al colegiado, pero hay cosas que exceden de la lógica. Ahora es la versión es que si el linier le dijo, que si la abuela fuma... No hay que mezclar cosas", pidió el presidente del Valladolid, que lamentó que le haya sido "absolutamente imposible" hablar telefónicamente con el presidente del Comité Técnico de Árbitros, Victoriano Sánchez Arminio, pese a efectuar "13 ó 14 llamadas".

Noticias relacionadas