El presidente del Parlamento Europeo pedirá información sobre las ayudas a Lactalis

Martin Schulz solicitará a la Comisión Europea que los Fondos Feder no ayuden a la deslocalización como en Lauki

Martin Schulz también ha accedido a pedir a la multinacional Lactalis que se siente a negociar con la representación sindical el futuro de la fábrica de Valladolid. 

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, se ha comprometido este miércoles a pedir información sobre los Fondos Feder concedidos a Lactalis y su influencia en la deslocalización de la fábrica de Lauki en Valladolid.

  

La delegación de CCOO y UGT que visita desde el martes el Parlamento Europeo ha tenido la oportunidad de hablar con el presidente de esta Institución, el socialista alemán Martin Schulz, al que han expuesto el motivo de su presencia para intentar que la multinacional francesa Lactalis dé marcha atrás en su intención de cerrar la fábrica de Lauki en Valladolid.

  

A través de la parlamentaria socialista vallisoletana Iratxe García, han explicado la demanda sindical para evitar que los fondos europeos, concedidos a las empresas multinacionales, terminen financiando la deslocalización de fábricas que, incluso, son rentables, como el caso de Lauki.

  

La Fundación Anclaje ha registrado ante la Comisión de Peticiones de la cámara europea una denuncia en la que explican que, con fondos europeos a través de la Xunta Gallega a Lactalis, se ha modernizado la planta de Villalba en Lugo, precisamente el centro al que se quiere llevar la producción que se deslocaliza de Valladolid.

  

Martin Schulz se ha comprometido a trasladar este argumento al presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, para evitar que las ayudas europeas se utilicen con fines contrarios a los intereses de los trabajadores y trabajadoras. Schulz también ha accedido a pedir a la multinacional Lactalis que se siente a negociar con la representación sindical el futuro de la fábrica vallisoletana.

  

El encuentro con el presidente del Parlamento Europeo se inscribe en una agenda de visitas que ha llevado a los sindicalistas de CCOO y UGT a mantener entrevistas con los parlamentarios españoles en Bruselas, que firmaron una declaración a favor del mantenimiento de Lauki, con la vicepresidenta de la Comisión de Empleo, Marita Ulvskog, con la responsable de la Confederación Europea de Sindicatos, Monserrat Mir, y que este miércoles los llevará a encontrarse con los grupos parlamentarios en los que se engloban las fuerzas políticas españolas presentes en el Parlamento.

  

Ya se han encontrado con los representantes de 16 países del grupo de la Izquierda Unitaria Europea y esta tarde se verán con los responsables españoles del PP, Agustín Díaz de Mera y Esteban González Pons y el resto de parlamentarios del Grupo Popular Europeo.

  

La representación sindical en Bruselas está formada por el vicesecretario general de UGT Castilla y León, Evelio Angulo; el secretario de Acción Sindical de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés, por los secretarios generales de las federaciones agroalimentarias de ambos sindicatos y por parte del Comité de Empresa. Su intención es dotar de repercusión internacional el conflicto de Lauki y, de paso, evitar que los Fondos Europeos sirvan para las deslocalizaciones de empresas, especialmente "las que son claramente rentables".

Noticias relacionadas