El presidente de los hosteleros de Valladolid presta su imagen a la campaña de Cruz Roja 'En realidad no tiene gracia'

La iniciativa, emprendida en 2010, persigue la integración laboral de los colectivos más desfavorecidos y en riesgo de exclusión.

La caricatura del presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Valladolid, Jaime Fernández de la Fuente, se ha sumado hoy a la de otros muchos emprendedores de distintos sectores que, de forma desinteresada, han prestado su imagen a la campaña 'En realidad no tiene gracia' puesta en marcha por Cruz Roja con el fin de facilitar la inserción laboral de los colectivos más desfavorecidos y en riesgo de exclusión social.

 

Iniciada en 2010 por la organización humanitaria, la campaña ha tratado de sensibilizar a la población mediante la inserción de este mensaje en faldones en prensa, cuñas de radio, anuncios en televisión--el protagonista es el actor Mariano Peña, 'Mauricio' en la serie Aida--y otra serie de iniciativas que han contado con la colaboración de humoristas gráficos como Antonio Fraguas ('Forges'), Antonio Mingote, Gallego y Rey...así como de artistas tan conocidos como 'Flo', Anabel Alonso y cantantes como Ariadna Puello ('Ari'), Alaska y Carlos Baute, entre otros.

 

En ese objetivo de facilitar trabajo a colectivos que presentan las mayores dificultades, tales como jóvenes, mayores de 45 años, mujeres alejadas durante tiempo del mercado laboral, parados de larga duración e inmigrantes, Cruz Roja en Valladolid ha incluido la celebración de mesas de diálogo con distintos sectores empresariales y, como novedad, la realización de una caricatura a un empresario, en este caso el presidente de la patronal hostelera vallisoletana, Jaime Fernández de la Fuente, para poner de manifiesto lo absurdo y dramático de las barreras a las que han de hacer frente estas personas a la hora de buscar empleo.

 

Así, la presidenta de la ONG en Valladolid, Marta Varas, ha entregado hoy a Jaime Fernández la caricatura realizada sobre su persona por el dibujante Turcios y ha aprovechado para agradecerle su colaboración desinteresada, algo que el empresario, que ya colabora con Cruz Roja a través de sus distintas empresas, confía en que se haga extensivo al resto de integrantes de la patronal hostelera.

 

A lo largo de 2013, la campaña 'En realidad no tiene gracia' ha atendido en Valladolid a un total de 1.852 personas demandantes de empleo y ha logrado insertar a 130 de ellas en el mercado laboral gracias a los contactos mantenidos con 1.206 empresas, las visitas realizadas a 261 y las prácticas que los incluidos en el programa han realizado en 56 mercantiles.