El presidente de la Diputación hace una encarnizada defensa de la Fiesta Nacional

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, (tercero por la izquierda) junto al diestro Jiménez Fortes.

Jesús Julio Carnero inauguró las jornadas de la Peña Taurina Jorge Manrique en Rioseco y destacó el inicio del expediente para declarar los toros como Bien de Interés Cultural, además de valorar positivamente la Iniciativa Legislativa Popular aprobada en el Parlamento.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, hizo una encendida defensa de la Fiesta de los toros durante la inauguración de la XXIII edición de la Semana Cultural Taurina de la Peña Jorge Manrique de Medina de Rioseco. “En los últimos tiempos Castilla y León ha dado pasos muy importantes para certificar la importancia del mundo del toro, con el inicio de la declaración de Bien de interés Cultural en su categoría de Patrimonio Inmateraial”, dijo Carnero, quien no olvidó “la gran repercusión económica” de la Fiesta y la Iniciativa Legislativa Popular que hace unas fechas se ha aprobado en el Parlamento.

 

El máximo responsable de la institución provincial recordó, asimismo, que la Diputación apoya la tauromaquia como así ha quedado certificado con la entrega, “por vez primera a un torero, del premio a la creación artística que recayó en el maestro Roberto Domínguez”. Por último, Jesús Julio Carnero, destacó los aspectos relativos al “medioambiente” y a la “defensa del mundo rural” que promueve la tauromaquia, algo muy afín a la institución que preside.

 

Pero el verdadero protagonista de la primera de las tertulias fue Jiménez Fortes, que con sus palabras y su temple conquistó la atención de los aficionados que se dieron cita. El malagueño adelantó dos fechas importantes: el 30 de marzo, en su encerrona en solitario en la Malagueta con seis astados de diferentes ganaderías y su confirmación en Las Ventas, en un cartel de relumbrón junto a Morante de la Puebla y Josemari Manzanares con toros de Juan pedro Domecq, seguramente el 14 o el 16 de mayo.

 

A veces los toreros hemos sido inaccesibles y herméticos, pero es importante que los aficionados conozcan tu forma de torear pero también tu forma de sentir y de pensar”, dijo el diestro, quien a pesar de su juventud (23 años) demostró que tiene la cabeza bien amueblada.

 

Acompañaron a Jiménez Fortes, el torero riosecano Jorge Manrique –titular de la peña que organiza el ciclo de coloquios-, el presidente de esta agrupación, José María Rueda y el crítico taurino Manuel Illana, que actuó como moderador. Manrique dijo de Fortes que “tiene todo el camino por recorrer” gracias a su juventud y que posee “todas las cualidades”. El diestro riosecano aseguró que, a nivel personal, está entrenando “cómo si fuera a torear”, aunque no desveló si estará en ese cartel del segundo festival benéfico de la Asociación contra el Cáncer que se celebrará el próximo 6 de abril en el Coso del Carmen.

 

El debate fue recorriendo los principales y polémicos temas, especialmente los referentes a la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Fortes, de padre y madre toreros, dijo que la Fiesta “no debe politizarse, porque no es ni de izquierdas ni de derechas” y se alegró de que la Iniciativa Parlamentaria Popular “haya surgido del pueblo”.

 

En este sentido, el presidente de la Diputación se mostró “respetuoso” con los gobernantes catalanes y con su legislación aunque espera que en breve se puedan retomar las corridas de toros en territorio catalán “ya la prohibición no es el sentir general de los catalanes”. Por último, tuvo cariñosas palabras con Justo Berrocal, presidente de la Federación Taurina de Valladolid, y alma mater de estas jornadas, que está atravesando un duro momento personal.