El presidente de la CVE pide rebajar las tasas municipales a las nuevas empresas

BORIS GARCÍA

El presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, José Antonio de Pedro, ha abogado por rebajar las tasas e impuestos municipales durante un máximo de seis meses para las nuevas empresas que inicien su actividad en Valladolid.

En este sentido, ha admitido la "complejidad" que supone esta petición concreta de la patronal vallisoletana ya que estas tasas e impuestos derivan a su vez de otras normativas que superan el ámbito municipal por lo que hay que buscar el "equilibrio" para su minoración sin contravenir las normas.

 

Dicho esto, el presidente de la patronal vallisoletana ha apostado por estudiar una rebaja en tasas relativas al servicio de limpieza, a la ocupación de la vía pública o al carga y descarga convencido de que son las que influyen en el día a día de los negocios y de que ralentizan mucho la actividad.

 

Esta es una de las principales reivindicaciones expresadas por De Pedro en su balance del primer año al frente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios que inició en un periodo "realmente duro y absolutamente difícil" para la economía vallisoletana y que ha resumido en "cuatro claves", con especial hincapié al objetivo de "más empresas y más empleo" con una "apuesta decidida" por una provincia industrial que sea capaz de atraer nuevas inversiones y retener el talento.

 

De Pedro ha reclamado a este respecto licencias rápidas en todos los sectores, agilidad administrativa, sobre todo para las subcontratas, apoyo en la lucha contra el fraude y que se considere a la pequeña y mediana empresa --el 95,6 por ciento de las empresas vallisoletanas tienen menos de 9 trabajadores-- como prioritaria en la redacción de los pliegos de contratación con la Administración, siempre dentro de la legalidad.

 

El presidente de la patronal vallisoletana ha considerado necesaria también continuar en la revisión del precio del suelo industrial para que la provincia pueda ser considerada una alternativa para el establecimiento de nuevas industrias, donde ha planteado como proyecto "a futuro" la implantación de una amplia plataforma industrial en la zona de Navabuena, para potenciar además un aeropuerto "infrautilizado" que se podría impulsar para el tráfico de mercancías al estar junto a la futura autovía Valladolid-León.

 

AMPLIAR EL HORARIO DEL AVE

 

De Pedro ha puesto sobre la mesa también la oportunidad de ampliar el horario nocturno del tren de alta velocidad y de explotar las infraestructuras de telecomunicaciones como herramientas de competitividad, a lo que ha sumado la necesidad de dar soluciones al "vaciado" de los edificios administrativos del centro y de dar un impulso a la rehabilitación del casco histórico por lo que supondrá de revulsivo para las empresas de la construcción.

 

En sus propuestas para la lucha contra el fraude y la competencia desleal, el presidente de la CVE ha reclamado una atención efectiva en los Centros Especiales de Empleo, donde ha advertido de la posible aparición de "oportunistas" que pretendan hacer de este modelo "un negocio" y no una vocación empresarial en su faceta de responsabilidad social.

 

De Pedro ha pedido también que se racionalice la acción de la Inspección hacia quienes no están realizando actividades empresariales al margen de la ley convencido de que las empresas soportan una actividad inspectora "intensa" y de que se realiza una labor "persistente" a los emprendedores que abren sus puertas cada mañana mientras que "se deja escapar" a los que se van por la puerta de atrás y que están perjudicando a la economía.

 

En clave nacional, José Antonio de Pedro ha reclamado una rebaja de la presión fiscal sobre el trabajo, avanzar en la reforma de los mercados de trabajo y respetar el principio de "pensar primero en pequeño" para que haya efectos positivos sobre las pymes que, según ha recordado, son las que mantienen a flote la actividad día a día. En este sentido, ha lamentado que tradicionalmente sólo se piense en los grandes grupos en un "abandono absoluto" a lo que opinan los más pequeños.

 

De cara al futuro, el presidente de la CVE ha abogado por reforzar la representatividad de la confederación que representa a 49 asociaciones sectoriales desde la premisa de que, además de ser escuchados, los empresarios de Valladolid han de ser tenidos en cuenta en sus aportaciones.

 

De Pedro se ha mostrado "optimista" en la consecución de sus objetivos al mismo tiempo que ha significado la intensificación de la línea de trabajo con la Diputación de Valladolid donde "se ha forzado la máquina" tras unos años en los que esta colaboración no era tan intensa como con el Ayuntamiento.