El Premio Nacional de Música pone el broche de oro al hermanamiento Sevilla-Rioseco

Diego Fernández Magdaleno ha ofrecido un emotivo concierto de piano en los jardines del Palacio de los Marqueses de la Algaba.

Han sido tres intensas jornadas las vividas en Sevilla. Rioseco ha acudido a la capital hispalense para oficializar el hermanamiento con la ciudad Sevilla. Después de varios actos culturales e institucionales el broche de oro ha llegado en forma de concierto. Y ¿quién mejor que el riosecano Diego Fernández Magdaleno?

 

El pianista riosecano, Premio Nacional de Música 2010, ha ofrecido un bello concierto en los jardines del Palacio de los Marqueses de los Algaba que ha concitado el interés de muchos espectadores, incluidos los riosecanos que durante estos días han representado a la Ciudad de los Almirantes en todos los actos.

 

Fernández Magdaleno ha titulado su recital Sevilla y Sueño. “Largos siglos de historia han hecho que Medina de Rioseco se haya honrado en encontrarse en su camino a la ciudad de Sevilla”, se explicaba en el prólogo del concierto. El músico riosecano ha dedicado todo el repertorio a conmemorar la unión entre dos ciudades.

 

Es por eso que ha habido resonancias de melodías populares que están en el corazón de ambos municipios, además de un estreno expresamente compuesto para la ocasión titulado Sevilla y Sueño por Francisco García Álvarez. No ha faltado el guiño a Cervantes en el cuarto centenario de su muerte, y a Shakespeare, en una partitura de Edward Ivory que recuerda cuatro momentos de varias de sus obras.

 

El momento más emocionante ha sido el fin del concierto interpretando la marcha de Semana Santa riosecana La Lágrima, todo un himno de la Pasión de Rioseco.  

Noticias relacionadas