El pregón en la Plaza Mayor no contará con un vallado que separe público y Ayuntamiento

La valla que separa público y Ayuntamiento durante el pregón será historia. J.P.

El alcalde, Óscar Puente, ha decidido suprimirlo como muestra de cercanía del Consistorio con los ciudadanos. “En otras ciudades es así”, ha explicado.

Intente imaginarse la imagen. Pregón de Fiestas 2015, 4 de septiembre, Plaza Mayor. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, acompañado de varios miembros de la Asociación de Peñas y de autoridades, cede el testigo al vallisoletano grupo de Celtas Cortos para que comiencen su discurso inaugural antes de bajar, tomar los instrumentos y subir al escenario a estrenar los festejos.

 

¿Lo ve en su mente? Pues si se lo está imaginando como en otros años, con varias vallas de metal separando al gentío del Ayuntamiento, se equivoca. El anterior equipo de Gobierno de León de la Riva esgrimía “razones de seguridad”, algo que ha decidido suprimir el nuevo primer edil.

 

“Se trata de una manera de acercar a la gente al Ayuntamiento. Es solo una forma más de mostrarles que es su casa”, explicó Puente a los medios. “Tal y como en su día, nada más entrar, abrimos las puertas principales para que pudieran entrar los ciudadanos para que no tuvieran que entrar por el lateral, esta es solo otra seña más”. Y es que según el socialista, se trata de algo “normal, que es así en el resto de ciudades”.

 

Cabe recordar que en anteriores años las diferentes polémicas de Javier León de la Riva habían desencadenado protestas de diferentes colectivos –como el del feminista el año pasado, tras la famosa cuestión del ascensor- y que, efectivamente, habían llevado a problemas. Más de un huevazo voló en los últimos años hacia el balcón del Consistorio, si bien nunca se llegó a ningún incidente serio.