El precio medio de la vivienda nueva en CyL registra una caída del 7,6 por ciento con respecto a junio de 2012

El precio de la vivienda nueva en las capitales de provincia castellanoleonesas ha disminuido un 7,6% con respecto a junio de 2012 y un 4,2% en los primeros seis meses de 2013, lo que supone, desde máximos, una caída del 34,7% en términos reales.



VALLADOLID, 1 (EUROPA PRESS)



Zamora (-6,5%), Ávila (-5,6%) y Valladolid (-5,5%) son las capitales de provincia que registran una mayor caída en el precio medio durante el primer semestre de 2013, mientras que Soria (-0,3%) es donde menos desciende, según el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva correspondiente al primer semestre de 2013 presentado por ST-Sociedad de Tasación y que es el único que recoge los datos de vivienda libre en todas las capitales de provincia y poblaciones mayores de 25.000 habitantes.

Si se tiene en cuenta el precio medio por metro cuadrado construido, Burgos y Salamanca vuelven a ser las ciudades más caras de la región a la hora de comprarse una vivienda, con 1.871 euros y 1.749 euros, respectivamente. En el lado opuesto se encuentran Zamora y Ávila, con 1.315 y 1.331 €/m2 construido.

Por lo que respecta a los municipios que no son capital de provincia con una población mayor de 25.000 habitantes, el Boletín de Vivienda Nueva indica que donde más ha caído el precio de la vivienda ha sido en Miranda de Ebro (-6,9%) y donde menos en Ponferrada (-1,4%), invirtiéndose así la tendencia del año anterior. La localidad donde se puede encontrar el precio más barato para adquirir una vivienda es Ponferrada, con un precio medio por metro cuadrado de 980 euros. (Ver datos páginas 8-12 Boletín).

RESTO DE ESPAÑA

Los precios de la vivienda nueva libre en Castilla y León han registrado en el primer semestre del año una bajada un punto por debajo de la media nacional. La región que ha constatado una mayor disminución del precio de los inmuebles nuevos ha sido Extremadura (-7,3%), seguida de La Rioja (-6%) y Madrid (-5,9%). Por el contrario, Asturias (-1,4%) y Murcia (-2,3%) son las comunidades donde menos ha descendido el precio de la vivienda nueva.

No se aprecia evolución significativa en lo que se refiere a la absorción del stock de viviendas nuevas en venta, dificultada por la evolución general de la economía del país y las limitaciones al crédito.

La actividad productiva de vivienda nueva se ha reducido a aproximadamente el 5% de la que se registraba en los momentos de producción más elevada.

Los datos del INE indican que el volumen de viviendas iniciadas y terminadas durante el primer trimestre de 2013 es de alrededor de un 60% en el primer caso, y del 50% en el segundo respecto al mismo período de 2012, lo que indica un enlentecimiento en la ejecución de la obra en curso si lo comparamos con los mismos datos de hace un año (50% y 100% respectivamente en 2012 en comparación con 2011).

La demanda continúa con un nivel de retracción muy elevado, que la reducción continuada de precios (37% en términos reales desde máximos) no consigue atenuar.

La variación semestral de precios en las capitales de provincia en este semestre (-5%) ha sido más acusada que en el segundo semestre de 2012 que fue de -3,2%, y que en el primer semestre de 2012, que fue de -3,8%, y se aproxima al máximo de caída registrado en diciembre de 2008 con una variación semestral de -5,5%.

Se mantiene una tendencia ascendente en el número de ofertas de vivienda nueva por parte de las inmobiliarias vinculadas a entidades de crédito. Dichas ofertas tienen generalmente tendencia a la baja sobre los precios ofertados por los promotores.

PREVISIONES

Pese a la contracción experimentada en los últimos años hay una parte significativa de la demanda que mantiene su interés en el mercado inmobiliario. No obstante, la dificultad para la obtención de financiación, así como los mensajes contradictorios sobre las previsiones respecto a la evolución de la situación económica general, no permiten vaticinar un escenario favorable para la reactivación a corto y medio plazo.

Será necesario poner atención sobre diversos aspectos cuya evolución pueden dar pautas sobre la evolución más inmediata: la reducción de los precios ofertados por los promotores, íntimamente ligada a su capacidad de soportar los niveles de endeudamiento en que han incurrido, así como


la estabilidad económica del país en base al crecimiento del PIB y a la disminución del paro y la renta real disponible de las economías familiares para la adquisición de vivienda, que continúa con la tendencia descendente iniciada hace tres años.