El precio del girasol se desploma casi 200 euros por tonelada

Campo de girasol en la provincia de Ávila

Los rendimientos de la actual campaña son medios, aunque el valor de la producción no permite cubrir costes al agricultor.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha lamentado que el descenso de casi el 60 por ciento en los precios del girasol esté dando al traste con la actual campaña, que ha logrado rendimientos medios, menores que el año pasado. En la actualidad, el agricultor recibe por cada tonelada de girasol 300 euros, frente a los hasta 500 euros que percibía en 2012.


Al respecto, el presidente de ASAJA de Ávila, Joaquín Antonio Pino, denunció la situación de indefensión de los cultivadores de girasol en la provincia, y la impotencia del sector ante el escaso valor de la cosecha. “Es indigno que el esfuerzo de nuestros agricultores suponga pérdidas para su explotación”, lamentó antes de volver a denunciar la posición de poder de los intermediarios, que manejan a sus anchas la situación.


"Un precio vergonzoso que sitúa el kilo de girasol a 30 céntimos frente a los 45-50 céntimos de la campaña pasada. Además, resulta insuficiente para que el agricultor pueda cubrir costes, teniendo en cuenta el desembolso en semillas, fitosanitarios, carburantes y siega. Este año los rendimientos son medios, de entre 600 y 700 kilos por hectárea, menos que en la pasada campaña, debido a la sequía".


En Ávila, el número de hectáreas cultivadas de girasol supera las 6.500, mientras que en el conjunto de la Comunidad el número se sitúa en casi 300.0000 hectáreas.